viernes, octubre 06, 2006

Ig-Nobel 2006

Pues sí, ya han concedido los de este año, como se puede consultar por aquí:

http://www.improb.com/ig/ig-pastwinners.html#ig2006

A destacar:

Matemáticas: Nic Svenson y Piers Barnes de la Australian Commonwealth Scientific and Research Organization, por calcular el número de fotos que necesitas tomar para estar casi seguro de que nadie saldrá con los ojos cerrados. Cosa que ya sabían los intrépidos himbestigadores paranormales con amplia experiencia en el campo de la fotografía indiscriminada.

Literatura: Daniel Oppenheimer de la Universidad de Princeton por su artículo acerca de las consecuencias de usar palabras eruditas o largas cuando no hay necesidad. Cosa que ya saben de sobra los charlatanes: se impresiona más a las víctimas usando palabras como "cuántico", "relatividad" , "energía" ó "vibración".

Acústica: D. Lynn Halpern (de Harvard Vanguard Medical Associates, la Universidad Brandeis, y la Universidad Northwestern), Randolph Blake (de la Universidad Vanderbilt y la Universidad Northwestern) y James Hillenbrand (de la Universidad Western Michigan y Universidad Northwestern) para llevar a cabo experimentos para saber por qué a la gente le molesta el sonido de unas uñas cuando se pasan por la pizarra. Estos se han adelantado a GAIPO, y Cuarto Milenio, que pretendían hacer un estudio similar de cómo el sonido de las vías de un tren puede acongojar a la gente.

En fin, queridos himbestigadores, más suerte las próxima vez.


Por último, felicitarnos porque el Ig-nobel de química ha caido en España:


Antonio Mulet, José Javier Benedito y José Bon, de la Universidad de Valencia y Carmen Rosselló de la Universidad de Illes Balears, por su estudio "Efecto de la temperatura en la velocidad de ultrasonidos en el queso cheddar "

No volveré a ver las hamburguesas con los mismos ojos

2 comentarios:

Pereque dijo...

Lo de Oppenheimer sonará a guasa, pero la verdad me parece realmente interesante. No sólo por el lado de magufos usando palabras que no entienden en contextos que no necesitan, sino de filosofastros y posmodernistas que adorna su retórica vacía con chorizotes verbales...

Saludos, P.

Julio dijo...

Bueno, el lema de los ig-nobel es que son investigaciones que primero te hacen reir, y luego te hacen pensar. Porque aunque suenen a chorrada, tienen su lado útil.