Mostrando entradas con la etiqueta OVNIs. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta OVNIs. Mostrar todas las entradas

martes, julio 08, 2014

Relación entre avistamientos OVNI y la densidad de población

Hace ya un año hablábamos de la Ley Horaria de los OVNIs, resultado de analizar las horas de avistamiento de OVNIs. Fue originalmente encontrada por Jacques Vallée, y rápidamente replicada por otros investigadores. No fue el único resultado que encontró, sino que enunció varias leyes con bastante repercusión en los siguientes años, de otra de las cuales vamos a hablar hoy.

Igual que la vez anterior, un artículo extenso sobre el tema se puede encontrar en el siguiente enlace (en inglés), y en esta entrada voy solo a resumir lo más importante.

A review on the geographical distribution of UFO reports

En 1954 hubo una oleada de aterrizajes OVNI en Francia, y Vallée analizó el reparto geográfico de éstos. Concretamente, la relación entre la densidad de población y la cantidad de avistamientos producidos en esa región. Su análisis, basado en el siguiente mapa,

le llevó a enunciar lo que llamó Primera Ley Negativa, según la cual

El reparto geográfico de los lugares de aterrizaje en 1954 está inversamente correlacionado con la densidad de población

Es un enunciado muy particular y para un momento muy concreto, pues en aquel artículo [ref. 1], Vallée estaba principalmente refutando al Dr. Georges Heuyer, quien sostenía que la oleada era fruto de una psicosis. De ser una así, decía Vallée, en las zonas más pobladas habría más avistamientos, pues los rumores se propagarían más rápidamente que en zonas despobladas. El mapa de Francia con los lugares de aterrizajes, mostraba zonas con una densidad de población mayor de 60 habitantes por km2, pero la mayoría de aterrizajes estan en las zonas de menor densidad de población. Incluso, en zonas como Lille, París o Burdeos había muy pocos aterrizajes para la gran concentración de población que hay.

Posteriormente, Vallée reprodujo esta ley negativa en un catálogo de avistamientos en Estados Unidos, mostrando que el número de avistamientos por habitante disminuía con la densidad de población:

La conclusión de este resultado es que detrás del comportamiento de los OVNIs había cierta inteligencia que evitaba aparecer en zonas pobladas.

A partir de aquí, análisis de distintos ufólogos (Vallée, Poher, Saunders, Ballester Olmos, Fernandez Peris, Weiller, Verga, ...) sobre una multitud de catálogos han arrojado resultados contradictorios. Un resumen de tales trabajos y resultados está en esta tabla:

Y como se puede ver hay de todo: correlaciones directas e inversas, catálogos de aterrizajes, de todo tipo de OVNIs, imágenes...

Al ver estudios contradictorios, lo primero que hay que hacer es preguntarse por qué cada estudio llega a una conclusión distinta, y lo primero que salta a la vista es que los estudios usan variables distintas: Numero de informes (N) frente a población (P), N frente de densidad de población (δ), Numero de informes por habitante (N/P) frente a δ ... Variables distintas, aunque relacionadas, pero obviamente se estaban comparando magnitudes distintas y las conclusiones por tanto también son distintas.

Paro cuando se calculan las relaciones entre las mismas variables entonces los estudios dejan de ser contradictorios, y todos muestran los mismos resultados: La correlación entre el número de avistamientos (N) y la densidad de población (δ) es directa. En cambio, es inversa cuando se considera el número de avistamientos por habitante (N/P) frente a la densidad de población (δ).

Podemos retomar ahora el enunciado original de Vallée, donde establecía que la relación entre N y δ es inversa. ¿En qué basa su afirmación? Únicamente en un análisis cualitativo de un mapa de aterrizajes en Francia. Cuando del análisis gráfico pasamos a un análisis cuantitativo, es decir, poniendo números con el mismo procedimiento que con el resto de estudios, de nuevo la correlación que sale es directa. Por los pelos, poco significativa estadísticamente, pero directa. Su enunciado de la Primera Ley Negativa no tenía fundamento.

Conclusiones

Finalmente, lo que se demuestra es que todos los estudios anteriores son coherentes con el hecho de que hay más avistamientos OVNI, cuanta más gente habita una zona. Un detalle curioso es que si bien la relación es "a más gente, más informes OVNI", ocurre que ambas magnitudes no crecen a la misma velocidad. Es decir, si se aumenta la población al doble, el número de avistamientos OVNI no aumenta al doble, sino a un poquito menos. Este es un tipo de crecimiento sublineal, y es un hecho que podría estar relacionado con la mayor cantidad de luz artificial en lugares con mayor población (cerca de cuidades). De hecho, algunos del estudios comentados muestran una correlación entre zonas más y menos luminosas con un menor o mayor número de avistamientos.

Si bien una correlación inversa se asociaba a una "inteligencia" del fenómeno para evitar zonas habitadas, una relación directa tan sólo refleja lo que dicta la intuición. Y que además puede explicarse, como hicieron López, Ares de Blas y Salaverría [ref. 6], suponiendo un fenómeno que se manifiesta aleatoriamente sin ningún tipo de inteligencia o propósito.

Además, este comportamiento es idéntico en catálogos "negativos", es decir, casos que se puden explicar como una confusión con una causa mundana, o un fraude [ref. 8]. Lo cual nos lleva directamente al razonamiento de que si avistamientos sin explicación son indistinguibles de avistamientos con explicación... es probable que los primeros sean también explicables, aunque no sepamos cual es esa causa mundana.

Para más detalles, les recomiendo descargar el artículo y leerlo tranquilamente.

Agradecimientos

Agradezco a Vicente-Juan Ballester Olmos toda la información que me ha proporcionado, así como las interesantes discusiones sobre el tema.

También a Juan P. González, por el catálogo CUCO, analizado en este artículo.

Referencias

[1] J. Vallée. The patterns behind the UFO landings. Flying Saucer Review 1, special issue The Humanoids (1966)
[2] J. Vallée. Analysis of 8260 UFO sightings. Flying Saucer Review,14 (3) (1968)
[3] C. Poher y J. Vallée. Basic Patterns in UFO observations. AIAA Paper, 75-42. 13th Aerospace Sciences Meeting (1975)
[4] C. Poher. Etude statistique des rapports d'observations du phenomene OVNI (1971-1976)
[5] V-J Ballester Olmos. Are UFO Sightings Related to Population? Proceedings of the 1976 CUFOS Conference, Nancy Dornbos (ed.) Center for UFO Studies, Northfield, (1976)
[6] D. G. López, F. Ares de Blas y A. Salaverría. Bases para una modelación teórica del fenómeno OVNI. Actas del primer congreso nacional de ufología. CEI (Barcelona, 1978)
[7] M. Verga. Il punto sulla distribuzione geographica. (1981)
[8] V-J Ballester Olmos y J. A. Fernández Peris. Enciclopedia de los encuentros cercanos con OVNIS. Ed. Plaza y Janés. Barcelona (1987)
[9] V-J Ballester Olmos.UFOs by continent. FOTOCAT (2014)

domingo, diciembre 01, 2013

Combate a 20.000 metros

El 11 de Abril de 1980 ocurrió un llamativo incidente OVNI que se relata en este video:

Del evento ya se había hecho eco Iker Jiménez allá por 2007, y existe alguna que otra página web hablando del tema(una, otra).

El resumen básico, es que un piloto de caza peruano, el (hoy) comandante (retirado) Oscar Santamaría, salió en la mañana de 11 de Abril del 80, en persecución de lo que creían era un globo aerostático espía para derribarlo. Al poco de despegar desde la base de La Joya (Arequipa), le disparó una ráfaga sin que el objeto sufriera daño alguno. El objeto comenzó a desplazarse a gran velocidad y en ascenso, siendo perseguido por el caza, hasta que frenó en seco sobre la población de Camaná, a 84 km de distancia. Entonces Santamaría volvió a maniobrar para disparar de nuevo, pero cada vez que se disponía a hacerlo, el objeto parecía hacer un ascenso súbito de forma que perdía la posición de tiro. Finalmente, el piloto tuvo que abortar la misión y regresar a la base ante la falta de combustible, no sin antes echarle un vistazo a la forma del objeto que intentó derribar sin éxito, y que, a pesar estar convencido de que es una nave extraterrestre, describe como un globo.

A pesar de las típicas "maniobras imposibles", lo que le ha dado especial notabilidad al caso, y lo que se ha explotado en su divulgación, es el añadido especial de los disparos que no hacen mella en el objeto. ¡El primer piloto que dispara a un OVNI!... Y también que en E.E.U.U. se hicieran eco del suceso a través del agregado en la embajada. Nada como documentos oficiales (americanos, y además "desclasificados"), para certificar un hecho como cierto, aunque no sea más que información de tercera mano con errores como la fecha del suceso.

Pero visto asépticamente, todo apunta a nada más que una confusión, una estimación errónea de la distancia real al objeto en cuestión, que no sería otra cosa más que un globo estratosférico.

El globo en cuestión, podría haber sido uno lanzado el 2 de Abril de 1980 desde cerca de São Paulo (Brasil), y que aparece listado en la web Stratocat. El globo habría sido arrastrado por el viento, que a una altura de 30 km soplaba principalmente de Este a Oeste, como se puede comprobar con los mapas meteorológicos de aquellos días, preparados por Juan Carlos Victorio. Estas gráficas muestran la situación de la atmósfera a unos 30 km de altura:

Las líneas mostradas en los mapas coinciden con la dirección del viento (principalmente de Este a Oeste) en los días 2/3 y 10/11 de Abril. Las estrellas blancas muestran el lugar de lanzamiento en Brasil, y el lugar del incidente.

-Pero... ¡¡Los globos no son antibalas, ni hacen maniobras, ni ascensos imposibles!!

Correcto, los globos son frágiles y no hacen maniobras imposibles. Pero puede parecer que las hacen, si hay una percepción errónea de la distancia, posición y/o movimiento real del globo, y ayudada por el movimiento propio del observador. Partamos de que el OVNI se vió por primera vez desde La Joya, a una distancia estimada de 6 km, a unos 600 metros de altura estimada, cuando en realidad estaba a casi 90 km, y a más de 20 km de altura. Con esta percepción errónea, el piloto despega y se coloca a lo que aparentemente es el mismo nivel del objeto, y dispara. Obviamente, las balas no van a encontrar ningún objeto, y no van a producir ningún daño.

Santamaría cree que el objeto está más cerca de lo que realmente está. Pero, ¿qué pasa cuando se acerca al punto donde aparentemente debería estar el objeto? Que no está, y el cerebro necesita reinterpretar la situación: el objeto ha tenido que moverse, se ha desplazado súbitamente.

Así, el comandante Santamaría comienza una persecución, que le lleva no solo más lejos, sino también más alto. Hasta que llega por fin a las cercanías del globo. Pero viniendo de una persecución, la interpretación es que el objeto se ha parado en seco. Entonces, el piloto maniobra de nuevo para intentar disparar. Pero el globo en realidad sigue estando mucho más alto de lo que aparenta. Se alinea de forma que visualmente le parece la correcta, pero al acercarse la posición real del globo hace que la línea de visión varíe de forma significativa, dando una apariencia de "ascenso" del globo. Volando cada vez más alto, en el cielo y sin referencias, existe también la posibilidad de perder la noción del propio movimiento y posición. El ángulo de ataque del avión, por ejemplo, puede llevar a la falsa conclusión de estar mirando al frente, cuando en realidad se está mirando ligeramente hacia arriba. Por desgracia, existen casos en los que esta pérdida de la noción de la posición ha estado relacionada con un accidente aéreo.

Así, el piloto intenta tres o cuatro veces colocarse en posición de tiro sin éxito. En la última de ellas, el piloto acelera y asciende hasta los 20.000 metros, pero con idéntico resultado, porque el globo en realidad está todavía mucho más alto.

Al final del video, el piloto comenta que el objeto parecía moverse en dirección contraria al viento. Esta otra gráfica muestra la dirección del viento en función de la altura en las cercanías de Camaná y La Joya el día 11 de Abril:

Por un lado, muestra de nuevo que por encima de los 20.000 el viento iba de Este a Oeste, y en segundo lugar que por debajo el viento iba en dirección contraria. Teniendo en cuenta que Santamaría en todo momento cree erróneamente que se halla a una altura similar a la del globo, es normal que pensara que se desplazaba en dirección contraria al viento. Este último comentario estaria de nuevo de acuerdo con la hipótesis del globo.

El informe anterior del agregado en la embajada ha sido la fuente para algunos investigadores americanos, que han llegado a contactar con la Fuerza Aerea Peruana, y que respondieron que el incidente se trató de una confusión con globos meteorológicos.

- Pero...¡Los pilotos son testigos de élite que nunca se equivocan!

Los pilotos, antes que pilotos son personas con sus cinco sentidos. Los sentidos son falibles, y pueden producir falsas percepciones, más aún si el piloto mismo se halla en movimiento en su avión. Súmese a esto que en las alturas del cielo faltan referencias sobre las que basar estimaciones de distancias y movimientos relativos, y el resultado es un piloto víctima de sus sentidos, como le puede ocurrir a cualquier persona.

En última instancia, a pesar de lo atractivo del caso, con disparos, documentación americana oficial, entorno militar con 1800 testigos potenciales (todo personal de la base que se hallaba en formación en el momento en que apareció el OVNI), el caso está basado en un único testimonio, el del piloto, que sin lugar a dudas es interesante ya que fue quien vivió más de cerca el incidente... Pero se echa en falta testimonios de alguna de esas 1800 personas que describiera desde tierra lo que vio para comparar, ratificar, matizar o corregir lo que vivió Santamaría desde el aire.

La hipótesis de la confusión con un globo explica bastante bien los tiros que no hacen nada, la persecución y los ascensos súbitos. Solo hay un pero: en alguna web se deduce que el primer avistamiento del OVNI fue al final de la pista de la base, hacia el sur. La posterior persecución lleva el evento hacia el oeste de la base, un trayecto que el globo tardaría en recorrer unas 2 horas (el viento a 30 km de altura soplaba en esa dirección). En otras se adelanta la hora del primer avistamiento a los momentos del amanecer (6:30), cuando podría haber estrellas visibles.

Un detalle al que muchos se agarrarán para defender la extrañeza de este caso, pero que podría tener respuesta simple si algún testimonio de esos 1800 potenciales testigos aclarara la dirección del avistamiento, si pudo haber dos estímulos distintos, el lapso de tiempo entre primer avistamiento y despegue, o cómo se vivió el incidente entero desde tierra.


Con la colaboración de: Vicente Juan Ballester Olmos, Juan Carlos Victorio y Manuel Borraz

Nota

Datos meterológicos: NCEP Reanalysis data provided by the NOAA/OAR/ESRL PSD, Boulder, Colorado, USA, from their Web site at http://www.esrl.noaa.gov/psd/

jueves, agosto 29, 2013

Luna hueca

Pongamos por caso que a uno le gusta la literatura inglesa. Pero para disfrutar de una buena lectura tenemos el escollo del idioma, así que compramos un libro que ha sido traducido al español, que es lo que entendemos. Y aquí comienzan los problemas, porque una traducción puede ser buena o mala. El que no sabe inglés tiene que fiarse de que lo que le han traducido es correcto.

Puede ser que este hipotético aficionado a la literatura inglesa quiera realmente entender de primera mano lo que lee. Leer el original, acudir a la fuente. Y entonces decide aprender inglés. Ahora es capaz de ver cuales son malas traducciones, traducciones mejores, buenas y malas obras, ... e incluso truños infumables. Aunque lo mejor de todo, es poder apreciar detalles que son muy complicados o imposibles de traducir, como pueden ser chistes basados en juegos de palabras. Y no satisfecho con ese nivel de entendimiento, a lo mejor quiere indagar en el trasfondo de la crítica económico-social presente en los párrafos más memorables de Harry Potter (por decir algo), y entonces le da por estudiar filología inglesa o similares.

A donde quiero llegar es que cuando a alguien le interesa profundizar, entender, o incluso investigar un tema, necesita hablar y dominar el "lenguaje" propio de ese tema. Pasemos de la literatura a la naturaleza, y de un lector a uno de esos "amantes del misterio". En vez de traducciones de libros, tiene divulgación científica, que puede ser buena o mala. En vez de aprender inglés, necesita aprender el lenguaje de la ciencia (que por ejemplo en el caso concreto de la física son las matemáticas) para poder entender de donde salen ciertas teorías o hipótesis, apreciar detalles interesantes, y/o poder diferenciar entre buenas y malas divulgaciones (o directamente disparates). Y ya en el caso extremo de alquien que quiere desvelar misterios como la estructura interna de la Luna y su origen, no le va a quedar más remedio que sacarse alguna carrera como física o geología.

Así, cuando uno escucha a Carlos Canales y Jesús Callejo (C&C) hablar sobre la Luna (a partir del Min. 14:15)

y decir barbaridades como:

[La sonda] Lunik impactó contra el suelo lunar, y sorprendentemente los científicos rusos comprobaron que la Luna actúa como si fuera una cámara de resonancia.
Carlos Canales (min 21:18)
No es un cuerpo redondo (...) estiman esa capa [superficial de la luna] de Titanio en unos 30 km de espesor que es lo que le daría esa consistencia por una parte circular, y por eso ese sonido a hueco cuando se estrellaron delibradamente esas naves tanto rusas como americanas.
Jesús Callejo(min 22:31)

...siente que le están diciendo que en Dinamarca huele mal, porque lo pone en Hamlet

Por lo visto no es suficiente con tener a defensores de la Tierra Hueca, ahora resulta que la Luna también lo es. Más aún, la Luna es un ingenio artificial extraterrestre que controla nuestros ciclos circadianos, puesta ahí para que no podamos vivir fuera del planeta. Y la principal razón que lo demuetra son... ciertas anomalías que C&C no entienden. O más bien, que otras personas (los rusos Mijail Vasin y Alexander Sherbakov) no entendieron en su momento (allá por los años 60), y que C&C repiten despreciando varias décadas de investigación espacial. Ahora júntelo con otras teorías sobre ciclos circadianos que datan de los años 80, y obtendrá

una de las teorías más avanzadas, vanguardistas y extrañas.
Carlos Canales (min 14:48)

que no deja de ser el típico reciclado de misterios inexistentes. Pero sacudámonos la imagen de un obrero dando golpes a la superficie lunar, como quien golpea los azulejos del cuarto de baño antes de elegir donde taladrar, y entremos en materia.

Como decía, la teoría de la Luna artificial data de los años 60, y ha llovido desde entonces. Y también se ha investigado (por mucho que lo ignoren C&C), para llegar a modelos y teorías sobre la formación y estructura de la Luna.

A estas conclusiones se llega por medio del lenguaje de la ciencia, y para llegar a traducirlo al lenguaje llano se requiere a veces ir traduciendo primero otras cosas. La pseudociencia en cambio va por el camino directo de buscar anomalías, e imaginar respuestas sin pasar por el proceso de entender el problema, o de si la respuesta efectivamente lo soluciona. Mientras hacer ciencia es un proceso complejo, hacer pseudociencia no es más que un atajo para ir al final del libro, saltándose las 1000 páginas entre medias (o inventándoselas si hace falta).

Es por eso que para explicar por qué la Luna no está hueca, hay que empezar por hablar de la Ley de Gravitación Universal (LGU). Que todo el mundo sabe formuló Newton, y tiene una expresión matemática determinada.

Gracias a Cavendish, (y posteriores refinamientos) sabemos el valor de G (G=6.67·10-11Nm2/kg2). También sabemos que un cuerpo en la superficie de la Tierra (RT=6371 Km) se acelera bajo la acción de la gravedad con una aceleración g=9.81 m/s2. Con lo que podemos estimar la masa de la Tierra en MT=5.97·1024 Kg.

Volvemos a la LGU, y deducimos de ella la tercera Ley de Kepler ("el cuadrado del periodo es proporcional al cubo del radio de la órbita"), y con ella podemos estimar ahora la masa de la Luna, mL=6.3·1022 Kg:

Nótese que no se necesita salir del planeta para estimar la masa de la Luna. Basta hacer unas buenas observaciones para conocer su periodo (27 días, 7h y 43 minutos), y triangular la distancia media a la Luna(384400 km). La masa de la Tierra la hemos calculado previamente. Así que no hace falta llegar al siglo XX ni a la era espacial para tener una buena estimación de la masa lunar.

Entrando ya en la era espacial, uno puede precisar más, y colocando una nave en órbita a una distancia conocida de la Luna, y con un periodo igualmente conocido puede calcular de nuevo la masa de la Luna, y afinar más: mL=5.98·1022Kg.(7.64·1022 según wikipedia. Nótese que nuestra estimación "sin salir del planeta" está en los mismos rangos de valores.)

Una de las derivadas o detalles de la LGU, es que no tiene en cuenta cómo está repartida esa masa dentro del volumen que rellena. Es decir, la luna podría estar hueca, ser maciza, o tener forma de berenjena. Eso a la LGU le da igual, lo que importa es que la masa total es la que es. Para hablar de la estructura, tenemos que pasar a hablar de la densidad. La densidad es la cantidad de materia que hay en un volumen dado. Podemos pensar que la Luna es una esfera maciza y homogénea de 1737 km de radio, por lo que tiene una densidad media de 2719 Kg/m3 (3340 Kg/m3 según Wikipedia).

¿Que ocurriría si la Luna estuviera hueca? Que TODA la masa que hemos calculado debería estar contenida en las zonas no huecas, en las paredes. Es decir, pensemos en una Luna hueca de 5.97·1022Kg, con una corteza de 30 km de espesor como de la que hablaba Jesús Callejo. Toda la masa se acumula en esos 30 km. La densidad media (condiderando todo el volumen, incluido el hueco) sigue siendo la misma, pero la densidad de la corteza es mucho mayor: 53403 Kg/m3. Para ilustrar mejor qué significa, piensa en una cubo de 10 cm de lado: contendría 53.4 Kg. Por comparación, el Osmio, el elemento más denso de la tabla periódica, tiene una densidad de 22.6 Kg por cada cubo de 10 cm.

Jesús Callejo en realidad sólo habla de una corteza exterior de Titanio (cuya densidad es de 4.5 Kg en un cubo de 10 cm) de 30 Km. Lo que quiere decir que le quedarían aún 5.4·1022 Kg de materia a repartir como buenamente le parezca por el interior. Teniendo en cuenta que estamos hablando de una nave espacial, que contendrá habitaciones o estancias que estarán principalmente huecas, la densidad de las paredes y estructuras no huecas... no serán de 53 Kg por cada cubo de 10 cm de lado, pero aún así se antojan bastante elevadas. Pero en pseudociencia eso son los detallitos que hay que incluir en las 1000 hojas que uno se salta para ir al final del libro, que no se espera que nadie se lea, y que por eso mismo nunca se escriben.

Hasta ahora sólo hemos abordado un detalle que nos dice que eso de una Luna hueca tiene unos problemas conceptuales serios. Unos problemillas que se podrían conocer sin necesidad de mandar satélites a la Luna, pero que no abordan directamente la cuestión: ¿Cual es la estructura de la luna y cómo podemos saberlo? Desde luego, no con el avanzado método Callejo de golpear con los nudillos y escuchar si suena a hueco. Pero en el fondo son preguntas legítimas y sensatas.

Pues una forma es... tal y como dicen C&C. Sus explicaciones no son las mejores precisamente, y tengo dudas sobre si realmente las entienden y simplemente las leyeron por ahí y las repiten como loros (ok, de acuerdo, tengo pocas dudas de que realmente fue así). Pero a lo que se refieren es que cuando cae sobre la Luna un asteroide o una sonda, se producen perturbaciones que se transmiten por el satélite, como si fueran pequeños lunamotos, selenomotos (o como se diga). Cómo se transmiten estas perturbaciones da información sobre qué regiones atraviesa, cuales no, sus propiedades, y en definitiva, interpretar estas perturbaciones es lo que puede dar información sobre la estructura interna de la Luna.

Varias sondas dejadas allí por los americanos han recogido durante años esta información. El mismo tipo de información en el que dicen C&C que se basaron Vasin y Sherbakov para llegar a su conclusión de la luna hueca. Las expresiones "caja de resonancia" (Canales), o "suena a hueco" (Callejo) serían versiones muy divulgativas (tanto que hasta pierden su significado real) sobre cómo es la transmisión de vibraciones por la Luna. Pero el consenso científico después de 40 años viendo esas cajas de resonancia y sonidos a hueco es justo el contrario. Por ello es bastante sorprendente que se rescate esa teoría tanto tiempo después, despreciando todo lo ya conocido sobre la Luna.

Estudiar la sismología lunar es una forma de conocer su estructura interna. Pero no es la única. Y como de sismología no entiendo, voy a explicar otra que también demuestra que la Luna es maciza. Los objetos tienen una serie de propiedades que afectan a su movimiento. O más concretamente, que afectan a como cambian su estado de movimiento. Una de ellas es la masa: se puede interpretar como la resistencia de un objeto a ser acelerado. Si tenemos dos objetos, con masas M y m, y se les aplica la misma fuerza, al más pesado le costará más ponerse en movimiento. Se acelerará más despacio. Presenta más resistencia para acelerarse y moverse en movimiento rectilíneo. Es una forma de entender la masa, y su relación con el movimiento.

Bueno, pues ahora toca introducir el Momento de Inercia, que es lo mismo que la masa, pero relativo a rotaciones: a mayor momento de inercia, más le cuesta a un objeto ponerse en movimiento de rotación. Es una propiedad que está relacionada con la estructura del objeto, por lo que es directamente relevante a la cuestión que estamos tratando. Aunque tengan la misma masa, no es lo mismo un objeto hueco, que otro macizo, porque su momento de inercia es distinto.

Esta animación, sacada de la wikipedia, ilustra el movimiento de 4 objetos con igual masa, pero distinto momento de inercia. La bola roja es una bola hueca. La naraja, es la sólida. Véase cómo a la maciza le cuesta menos empezar a rodar que a la hueca, se acelera más rápido.

En el caso de cuerpos celestes, se usa el momento de inercia normalizado. No es más que una forma de poder expresar el momento de inercia independiente de la masa, para poder comparar objetos con distinta masa. En particular, para una esfera maciza y homogénea, el momento de inercia normalizado es de 2/5=0.4. Para una esfera hueca, este valor es de 2/3=0.66. Cualquier cosa entre medias tendrá un valor entre estos dos extremos. Por ejemplo, supongamos que la Luna tiene un radio interior, que define el espacio del hueco. En función de este radio se puede calcular el momento de inercia, y se puede ver esta variación entre los dos extremos:

Durante estas décadas, ha habido múltiples sondas orbitando alrededor de la Luna. Y se han usado para obtener datos del campo gravitatorio de ésta. Entre los parámetros que se pueden extraer de estos datos, está el momento de inercia, y el que se ha medido para la Luna es de 0.3932. Para la Tierra, es de 0.33. Lo cual debería zanjar definitvamente el asunto: la Luna (y la Tierra) son macizas.

Quizás sólo haya que explicar a los más curiosos por qué los valores medidos son menores que los teóricos (lo cual, de paso, perjudica aún más a la hipótesis de la Luna hueca). Arriba he señalado el valor teórico para una esfera maciza y homogénea, es decir, si la densidad es constante en todo el volumen. Los cambios de densidad, también afectan al momento de inercia. Pensemos en que disminuimos la densidad del núcleo, y aumentamos la del exterior de una esfera. El caso límite de este supuesto es vaciar el núcleo, ahuecarlo, por lo que el momento de inercia tenderá a aumentar, a parecerse al de una esfera hueca. ¿Y al revés?¿Y si el interior es más denso que el exterior? Pues lo que ocurre es que el momento de inercia disminuye. Tal y como se observa. Lo que demuestran los valores de 0.39 y 0.33 de la Luna y la Tierra, es que sus núcleos son más densos que el exterior.

Actualización 11/9/13

Añado aquí un gráfica del momento de inercia de los planetas del sistema solar, recopilando datos de de aquí:

La línea roja marca lo que parece una tendencia. Viene a colación de alguno de los comentarios, donde se pregunta si alguna estructura específica que incluyera algún hueco en la Luna podría resultar un momento de inercia como el medido. Por poder, podría ser, pero suponiendo una estructura muy concreta y especial. Otra cosa es que luego cuadre con los datos sismológicos. Y como se puede intuir, el valor del momento de inercia parece seguir una tendencia relacionada con el tamaño de los planetas.

Actualización 13/2/14

Prueba de lo poco que pasa gente por el blog, o de que no leen la entrada, es que en 5 meses nadie me ha advertido de que hay una errata en el gráfico: Venus y Marte están intercambiados. Venus tiene un radio ecuatorial similar a la Tierra, mientras que Marte es más pequeño.

Y así es como una "vanguardista" y "novedosa" idea de hace 40 años queda como lo que es: un libro bastante malo escrito en un lenguaje distinto al de la ciencia.

Como pueden ver, ha sido una parrafada para llegar a que la Luna es maciza, y que su núcleo es más denso que su exterior. Una parrafada en la que ha habido que hablar de la Ley de Gravitación Universal, de masa, densidada, sismología y momentos de inercia. Esto es lo que cuesta rebatir ideas felices como que la Luna es hueca. La ciencia no tiene atajos.

¿Qué les ha costado a C&C soltar en la radio que la Luna es una nave espacial? Nada. Sólo reciclar una teoría de hace 40 años, despreciando décadas posteriores de investigación espacial.

Las mentiras pueden dar la vuelta al mundo antes de que la verdad tenga tiempo de calzarse las botas

sábado, agosto 17, 2013

Comunicación cereal

Imagina que una raza extraterrestre quiere entrar en comunicación con nosotros. Para ello, han aprendido nuestra la lengua más extendida (el inglés). Por si fuera poco, aprenden la gramática necesaria para saber usar puntos, comas y símbolos especiales como "&". Y no contentos con ello, destripan nuestra tecnología hasta el punto de conocer el código ASCII. Un juego de niños para estos viajeros interestelares, seguro.

Con todos estos conocimientos, deciden mandarnos un mensaje que reza tal así:

Beware the bearers of FALSE gifts & their BROKEN promises. Much PAIN, but still time. BELIEVE. There is good out there.We opPose deception. COnduit CLOSING\

...Y se van a un sembrado de la campiña inglesa, para dejar un dibujo en el suelo:

Este dibujo apareció en Agosto de 2002 en Crabwood, una localidad inglesa. Que por lo visto está relacionado con el que apareció un año antes en Chilbolton.

que aparenta ser la respuesta a al mandado desde el radiotelescopio de Arecibo y desde el radiotelescopio del mismo Chilbolton.

La imagen muestra bits, secuencias de "1" y "0" donde se proporciona información variada. De igual forma, el dibujo de Crabwood incluye un disco con 1's y 0's, que se pueden agrupar en grupos de 8 bits, y relacionarlos a través del código ASCII con letras y caracteres usados en la escritura.

Impresionante. Después montones de dibujos conteniendo figuras geométricas y fractales "imposibles de hacer" (que no falte nunca el "plus" de misterio), por fin un dibujo con un mensaje claro, que demuestra que los ETs nos vigilan y nos estudian lo suficiente como para entender nuestro idioma y tecnología-

Stop

Tecnología. Me están contando que los ETs, tras aprender nuestro idioma, nuestro sistema de escritura, y descifrar uno de los fundamentos de las telecomunicaciones humanas, se les ocurre responder ¿haciendo un dibujo en el suelo?. ¿Y lo hace justo al lado del mismo elemento tecnológico que hemos usado (y aparentemente con éxito) para iniciar la comunicación?. Y ya puestos a hacer un dibujo, ¿por qué no han dibujado directamente las letras, en vez de andar codificando con ceros y unos?.

¿Por qué los ETs, una vez comprendido nuestro idioma, y entendida nuestra tecnología de telecomunicación, deciden, en vez de usar esa misma tecnología, contestar con un sistema tan rudimentario como hacer un dibujo en el suelo?. Es completamente absurdo.

Mandar mensajes por medio de dibujos en sembrados es una causa perdida. Difícilmente va a demostrar eso que una legión de naves extraterrestres se intentan comunicar con nosotros (mientras que por otra parte, esas mismas naves sólo se dejan ver como discretos puntitos de luz que se confunden con planetas, estrellas, aviones, etc...). Los dibujitos en los sembrados quedan muy monos. Que sean muy complicados, no demuestra que sean de origen extraterrestre. Que un ufólogo no sea capaz de entender cómo se hacen, tampoco demuestra nada.

En cambio, que desde el espacio profundo se reciba una secuencia de pulsos de radio (léase, 0's y 1's) codificando un mensaje, lo que seguro podemos decartar es que unos jóvenes con una cuerda y unas tablas nos estén gastando una broma. Al fin y al cabo, es lo que hicimos nosotros. A ver si ahora resulta que somos más listos que quienes han visto naves arder más allá de Orion...

lunes, julio 29, 2013

Militares que confunden OVNIs con drones

Lo que son las cosas.

De todos es sabido que los militares son unos seres aparte, incapaces de equivocarse, y mucho menos de confundir Venus, o la Luna con autenticos y genuinos OVNIs. Son infalibles.

Pero hete aquí que uno se topa con una noticia como ésta:

¡Uy, un drone!

(...) A punto hemos estado de asistir a un ataque inclemente contra Júpiter y Venus lanzado desde la Tierra, y, más en concreto, desde India. ¿Y qué han hecho estos pobres planetas? Nada en particular. Pero las Fuerzas Armadas indias los confundieron con drones espías chinos que se dedicaban a violar su espacio aéreo en la conflictiva frontera de Cachemira.

(...) Entre agosto de 2012, y febrero de 2013, realizó 329 avistamientos de dos objetos brillantes que avanzaban a lo largo de la frontera, y que penetraron en el espacio aéreo indio en 155 ocasiones. Con todo descaro...(...)

Un drone es como ahora les ha dado por llamar a los UAVs (Unmanned Aerial Vehicle, vehículos aéreos no tripulados). La noticia original, parece salir del periódico The Telegraph Calcutta:

By Jupiter! China spy in sky (¡Por Júpiter! China espía en el aire)

Phew! Science has saved a Roman god and a goddess from possible Armageddon launched from the Earth by the mighty Indian Army

(¡Uf! La ciencia ha salvado a un dios y diosa romanos de un apocalipsis lanzado desde la Tierra por el poderoso ejército indio)

El asunto quedó claro cuando desde el Instituto Astrofísico Indio, les dieron instrucciones para anotar las evoluciones de los presuntos UAVs, y pudieron comprobar que no eran más que Venus y Júpiter.

El asunto tiene su rechifla, sin duda. Pero la anécdota nos dice varias cosas. La primera, que la interpretación de avistamientos, depende de quién lo ve. En este caso, siendo una zona de tensión entre China, Pakistán e India, la interpretación se hizo en función de una amenaza militar. Un firme creyente en visitas extraterrestres, hubiera hablado de OVNIs sin dudarlo. Un religioso, quizás hubiera hablado de ángeles y señales divinas...

Otra más, que efectivamente, los militares no son seres infalibles. No tienen por qué saber reconocer Venus... y que por lo visto tampoco son infalibles para reconocer UAVs o drones. Con la gran diferencia de que esto último es de más interés que lo primero. Y no por ello hay que concluir que estaban borrachos, como suelen hacer gurús milenarios. Simplemente, nadie es infalible.

miércoles, julio 24, 2013

El OVNI que NO analizó el agua del río

Hace poco que ha aparecido una noticia titulada tal que así:

Un obrero estuvo a 20 metros de un OVNI que estudió y analizó el agua

y circula con igual título y contenido por diversas webs de internet.

Sin embargo, se puede buscar la fuente original de la noticia, y llegar a un periódico de la región de Jujuy (Argentina), donde se puede comprobar que el contenido es el mismo que el repetido, pero con un titular no tan llamativo:

Cuenta su historia sobre un ovni que vio

La historia es de un señor ya jubilado, que observó hace tiempo un OVNI:

Una noche de verano, en marzo de 1997, Moreira estaba de turno en la planta de aguas gaseosas de barrio Norte [de San Salvador de Jujuy]. Por entonces esa fábrica hacía el llenado de botellas y funcionaba una planta de efluentes, una pileta de unos 20 metros de largo con entradas y salidas. Estaba próxima al río e iluminada.

"Eran cerca de las tres de la mañana, yo tenía que controlar el líquido, el nivel de PH. Cerca de la planta había una piletita donde preparaba las jarras con los líquidos. Salí con una en cada mano y antes de vaciarlas me hice para atrás, como estirándome y allí fue cuando lo ví. Era un plato volador y estaba ahí, a unos veinte metros, como decirte de acá a la casa de enfrente, a una altura de tres pisos más o menos. Era gris, gris medio oscuro, grande, de ancho casi como una casa o un poco más"

Moreira describe lo que sería una nave, sin ningún tipo de abertura ni luces, tampoco emitía ruido alguno. Estaba suspendida en dirección al puente Paraguay.

"Miré para los costados para ver si no había algo más, lo primero que hice fue correr al teléfono y llamar al guardia, era un chico de apellido Huaranca, le dije que bajara urgente, que deje todo. Luego volví a salir y ya no estaba, habían pasado unos segundos, diez, quince, no sé. Huaranca me creyó, yo estaba agitado, como si hubiera corrido diez kilómetros. Te creo, me dijo"

(Negritas mías.)

Y eso es lo esencial de toda la historia, al menos que se haya publicado. ¿Dónde está el análisis que el OVNI hizo del agua, tal y como decían los otros titulares? Pues eso sale de esta otra parte del relato:

Yo pienso que es por algo que vienen, les debe haber llamado la atención el agua, los aireadores de la pileta que hacían muchas burbujas, no sé. La pileta estaba iluminada. Creamos que esto existe. Es la primera vez que hablo de esto para que la gente lo sepa y te lo cuento a vos para que salga en el diario

Es decir, el supuesto análisis del agua sale de una interpretación personal del testigo. Dejando de lado por qué algunas webs dan rango de hecho consumado a una opinión personal del testigo, y copian el artículo casi íntegro, a excepción del titular, el caso es que la palabra clave es "interpretación". Un testigo ve un hecho, que no es capaz de entender o asimilar por el motivo que sea, e intenta intepretar los que sus sentidos captan de la mejor manera que puede.

Eso quiere decir que cuando un lee o escucha un relato OVNI, tiene que ser consciente de que está frente a una interpretación de lo que el testigo percibió, no frente a datos objetivos. Es como tener varias piezas de un puzzle, y el testigo las ha girado y unido como ha creído más conveniente.

Por eso mismo, el puzzle del relato hay que intentar montarlo desde otro punto de vista, por si puede tener más sentido. Es obvio que cualquiera (creyente en OVNIs, o escéptico recalcitrante) va a ir con su propia interpetación, una hipótesis inicial, una forma de "hacer el puzzle". Cada uno con la suya: uno pensará en naves de Ganímedes, y otros en estímulos mundanos. Pero al final, lo importante es qué se puede demostrar de esa intepretación:

¿En cuantos casos OVNI se ha demostrado que el avistamiento fue a causa de una confusión? ¿En cuantos se ha demostrado que fue un fraude o engaño premeditado? Pues en alrededor del 90% de los casos se ha demostrado.

¿Y en cuantos casos OVNI se ha demostrado que una nave extraterrestre se ha dado una vuelta por la Tierra? Cero. Ninguno.

No, "No entender", no significa "Demostrar".

Volviendo al caso OVNI que nos ocupa: ¿Cual es mi hipótesis? Esta persona vio la Luna. ¿Puedo falsar la hipótesis, puedo o podría demostrar que el puzzle se puede montar así?.

¿Por qué la Luna?. La descripción del objeto no era un punto de luz, sino un objeto grande, de color grisáceo. No emitía sonido, y estaba suspendido.

El primer paso, con el programa Stellarium, podemos ubicarnos en la latitud y longitud de San Salvador de Jujuy, a las 3:00 (UTC-3) de la madrugada de Marzo del 97. Hasta el día 4 de Marzo, la Luna era visible a esa hora. El resto de los días el mes, el orto ocurría más tarde de las 3 (3:45 el día 5), y la Luna no era visible. En la información no se especifica el día concreto de la observación. El día 4, la Luna se encontraba cercana al orto, hacia el Este. En días anteriores, la Luna estaría más alta, y girando desde el Este al Norte. Sin saber el día y hora exactos, entre el 1 y 4, la Luna estaría hacia el Este

Segundo paso, comprobamos la dirección del avistamiento. La información dice que el testigo hizo la observación desde una planta cercana al río en el "Barrio Norte", en dirección al Puente Paraguay. Tras un rato de búsqueda, encontré un plano de los barrios de San Salvador de Jujuy, y la ubicación del Puente Paraguay, que resulta estar al este del Barrio Norte.

Y a través de Google Maps, podemos ver que el Puente Paraguay, efectivamente está hacia el Este de lo que podría ser la planta de aguas donde trabajaba el testigo.

Las flechas negras indican la posición de la Luna entre los días 1 y 4, a las 3 de la mañana.

Entonces, la dirección del avistamiento coincide a grosso modo con la dirección de la Luna, pero sólo durante los días 1 a 4 de Marzo... Y si la planta de aguas está donde parece que podría ser.

La hipótesis de momento es compatible con esta interpretación de los datos, pero con limitaciones. ¿Cómo podría falsarse, demostrar al menos de una forma que es errónea? Que la fecha del avistamiento sea posterior al 4 de Marzo. Para intentar comprobar este dato intenté ponerme en contacto con el periodista que publicó la información, pero no hubo suerte. Aunque probablemente no hubiera tenido el dato, ni propio el testigo se acordara del día y hora exactas para afinar en la posición de la Luna, y la pileta desde donde lo vio.

En cuanto a por qué dejó de ver el OVNI... aquí sólo hay especulación:

- Al salir tras llamar por teléfono, no hubo confusión; vio la Luna y pensó que el OVNI se había ido.

- Interpretó que era un objeto cercano (a 20 metros). Se fue a un edificio a llamar por teléfono, y al salir de nuevo podría haber cambiado su ángulo de visión. Al mirar donde creía que estaba em objeto, no estaba la Luna enfrente, ni nada parecido.

- Desde la nueva posición al salir después de llamar por teléfono, la Luna estaba tapada por un edificio, o por una nube.

Aunque no es más que especulación, sin ningún dato que lo apoye o desmienta.

Sí. Ya me imagino que algunos lectores andarán revolviendose en el asiento, y despotricando por proponer que fue la Luna lo que vio el testigo. Pero como decía, al final es cuestión de qué se puede demostrar, y qué no. ¿Alguien puede demostar que una nave extraterrestre estudió y analizó el agua? Me encantaría verlo. ¿Se puede demostrar que el testigo se confundió con la Luna?. Se puede demostrar que esa interpretación es coherente con la historia; y planteado está cómo se podría comprobar que esta interpretación es errónea.

sábado, julio 06, 2013

Modelando la Ley Horaria

Desde que en 1947 despertó la fiebre por los OVNIs, han sido muchos los avistamientos de los que se ha informado. Miles. Diezmiles. Cientos de miles incluso. Es una muestra enorme de la que, si de verdad hay un fenómeno detrás, debería ser posible extraer datos que ayuden a desvelar el misterio.

Para entender el fenómeno OVNI, ir caso por caso buscando respuestas puntuales no es la única técnica aplicable. El análisis estadístico de grandes muestras ayuda a encontrar características comunes y patrones generales, que deberían estar relacionados con el fenómeno. Fue en este tipo de estudios estadísticos en los que, allá por el año 66, Jacques Vallée descubrió lo que denominó la "Ley horaria", y que rápidamente fue replicada por otros ufólogos. Uno se coge un catálogo de casos OVNI, y al representar el número de casos en función de la hora del día, se encuentra una curva muy característica:

Los catálogos representados en la gráfica son los siguientes:

-FOTOCAT: Catálogo de imágenes (fotografías y video) OVNI en todo el mundo (4700 casos)

-ALLCAT: Catálogo de casos de aterrizaje OVNI en España y Portugal (700 casos)

-VALLEE: Catálogo de casos de aterrizaje OVNI en todo el mundo (2000 casos)

-HATCH: Catálogo de todo tipo de casos OVNI en todo el mundo (12000 casos)

-CUCO: Catálogo de todo tipo de casos OVNI en España, Portugal y Andorra (5000 casos)

Son catálogos de distinto ámbito y temática. Incluso, se ha podido replicar recientemente en una colección de casos anteriores a 1880 (J. Vallée y C. Aubeck, Wonders in the sky), 70 años anterior al avistamiento de Arnold, y previo a la existencia del avión. En todos los casos, se puede ver un pico principal entre las 20 y 23 horas; y a veces, aparece un segundo pico entre la 1 y las 3 de la mañana. La conclusión inmediata fue que esta Ley Horaria debía estar representando alguna característica particular del fenómeno OVNI. En particular, lo que se deducía es que la actividad OVNI ocurría principalmente por la noche, pero además que habría una gran cantidad de OVNIs que pasarían desapercibidos debido a que la gente por la noche se va a dormir. Menos gente despierta, menor probabilidad de que el OVNI sea visto.

Hace unos meses, Vicente-Juan Ballester Olmos hizo que me interesara por esta ley. Fruto de ese interés, ha salido el artículo que da lugar a esta entrada, y que se puede leer completo y descargar desde aquí:

Modeling the Law of Times

El artículo trata de modelar matemáticamente la ley horaria. En él se encuentra toda la chicha, y en esta entrada voy a esbozar tan sólo de qué se trata, y las conclusiones que se sacan.

Base del modelo

Partimos de que cualquier día, a cualquier hora, de forma aletoria aparece un evento luminoso. Un evento puede ser cualquier cosa: una estrella, las luces de un avión, de un coche, el reflejo del sol sobre un globo... o incluso una nave extraterrestre con luces de gálibo. Su naturaleza no nos importa, sólo importa que algo aparece en el cielo.

Pero ese evento, tiene que lucir lo suficiente como para ser visible. Las estrellas durante el día no son visibles porque la luz ambiente las eclipsan. De igual forma, un evento debe tener una magnitud superior a la mínima magnitud visible, que depende de la hora del día, y del día del año. Este es nuestro primer factor: la visibilidad (PV), la probabilidad de que un evento sea visible al ojo desnudo. Esta probabilidad es máxima por la noche, y mínima por el día. Y varía entre ese máximo y mínimo en las horas del amanecer y anochecer.

El segundo factor que hay que tener en cuenta es la probabilidad de que haya alguien para verlo, una probabilidad de observación del evento (PW), que la vamos a relacionar directamente con la cantidad de población despierta. Más gente despierta, mayor probabilidad de presenciar un evento que sea visibile. Lo cual significa que la máxima probabilidad será durante el día, y mínima durante la mayor parte de la noche.

Así pues, que finalmente se observe un OVNI depende de que un evento sea visible, y haya una alta proporción de gente despierta. Pero ambos factores en realidad van al contrario uno del otro: cuando uno es máximo, el otro es mínimo y viceversa. El principal momento en el que ambos factores favorecen una observación, ocurre cuando anochece: aumenta la visibilidad, cuando la población está despierta, y aumenta al número de avistamientos. Sin embargo, poco después, la gente comienza a acostarse, y por tanto, comienzan a decaer los avistamientos. Ahí surge el pico principal.

Con sólo estos dos factores, y ajustando los parámetros que los determinan, es posible reproducir alguna propiedad que ya se conocía anteriormente. Por ejemplo, en 1980 se publicó el artículo "OVNI: un phenomene parasolaire?" (E. Gregor y H. Tickx. Inforespace, special issue 4, pg 3-44), donde, entre otras cosas, estudiaron la ley horaria en función del mes. La principal característica era que el máximo del pico se desplazaba junto con la hora del ocaso:

Este resultado en su momento ya sugería que el fenómeno estaba estechamente relacionado con la posición del sol. Y he aquí su replicación con el modelo:

Pico secundario

Este modelo reproduce muy bien la característica principal de la ley, que es el pico principal. Sin embargo, la ley horaria muestra otra característica, que es un pico secundario alrededor de las 2 de la mañana. El modelo no lo explica, pero se puede introducir matemáticamente un añadido para reproducirlo, e intentar encontrar su origen posteriormente.

De esta forma, reproducir cualquier ley horaria es posible.

¿De donde sale este pico secundario? De momento, es un tanto misterioso. Unas veces es mayor que otras. Y en algunos casos, ni siquiera hace falta introducirlo. Pero un dato interesante es que, si de un catálogo separamos los casos OVNI, y los casos que han sido posteriormente identificados (OVIs), resulta que tienen la misma forma, incluyendo el pico secundario:

Así que, aunque el origen del pico secundario es desconocido hasta el momento, que aparezca en la distribución de casos identificados hace pensar que su origen también puede encontrarse en causas mundanas, y alejadas de otras más exóticas.

Conclusiones

El modelo explica cuando se ven cosas, pero no explica qué son esas cosas. La confusión de luces, planetas o fenómenos mundanos que aparecen continuamente, sigue esta ley (es un hecho, como demuestran las gráficas horarias de casos identificados). Como también la seguirían hechos hipotéticos como una horda de naves romulanas de visita continua a la Tierra, o un fenómeno raro que ocurra a cualquier hora del día. Subrayo lo de continua, porque la suposición inicial es que los fenómenos ocurren con igual probabilidad a cualquier hora del día; es decir, tienen una actividad constante.

En cambio, si de pronto hubiera factores distintos a los contemplados a tener en cuenta, la forma de la ley horaria se vería deformada: eso es lo que pasa por ejemplo con el catálogo FOTOCAT, porque hay un factor tecnológico presente: la presencia de camaras fotográficas y de video.

De igual forma, si hubiera eventos que tuvieran una actividad determinada (como la que se suponía hace años de actividad OVNI principalmente por la noche), aparecería una distorsión en la ley horaria, si el número de tales observaciones es alto.

En definitiva, lo que se ha hecho es explicar de forma simple, con tan sólo dos factores, el origen de la ley horaria. Estos factores no dependen del tipo de evento observado, sino de las condiciones de observación. Es decir, la ley horaria no es una característica de los OVNIs, sino la consecuencia natural de la combinación de un factor astronómico (que determina la luz ambiente), y un factor relacionado con costumbres sociales (irse a dormir).

Actualización (10/8/13)

Buscando alguna forma de validar resultados de la Probabilidad de Observación, que básicamente describe la proporción de población despierta, e inspirado por algunos comentarios relacionados de Heriberto Janosch, finalmente fui a la web de la Red Eléctrica Española.

La potencia eléctrica consumida es un indicador de la actividad del país (que frecuentemente se usa para dar una idea de la actividad indutrial en un dia de huelga). La curva tiene sus propios detalles e interpretaciones, pero básicamente refleja los momentos en que la demanda de energía comienza a subir debido al comienzo de la actividad humana, y cuando baja debido a que la población descansa por la noche. Cogí dos fechas en días laborales (7/8/13, y 23/1/13), y las he representado frente a la Probabilidad de Observación (porcentaje de gente despierta)obtenida de CUCO:

Visualmente, las gráficas son bastante parecidas. Y el dato que confirma esta similitud es el coeficiente de correlación entre Pw y la demanda, que es de 0.91 (siendo 1 una correlación perfecta). Aunque ha sido sólo una comprobación rápida, es orientativa de estar en la buena dirección.

Agradecimientos

El trabajo ha sido posible gracias a la colaboración, en forma de información y de comentarios, de Vicente Juan Ballester Olmos, Juan P. González, Miguel Guasp, Jacques Vallée, Richard Heiden y Tom Strong.


Existen varios detalles importantes, y derivadas interesantes, que por desgracia son un tanto complejos y largos de describir en una entrada de un blog. Así que a todo aquel realmente interesado, le invito a que se descargue el artículo, lo imprima, y lo lea tranquilamente.

Otras Lecturas

Y por otro lado, dejo aquí un par de lecturas sobre la Ley Horaria:

Vicente-Juan Ballester Olmos (2013). UFO Reports by Time of the Day.

M. Swords (2010).The LAW of the TIMES: is there a Close Encounters Pattern?

domingo, abril 08, 2012

OVNI en el polvorín

9 de Mayo de 2010, 22:30, polvorín de Bobadilla Estación, en Málaga. Las cámaras de seguridad registran una luz que cambia de forma y finalmente desaparece. Este es el resumen rápido y aséptico de un artículo que pueden leer por aquí, eso sí, con más kilómetros, visita a una fábrica de cemento, y sospechosos silencios militares.

El caso es que el intrépido reportero consiguió acceder a la grabación de las cámaras de seguridad, y grabarla con su teléfono móvil. El resultado es este vídeo de aquí:

OVNI Base Militar de Bobadilla Estación (Málaga) España from Juanfra Romero on Vimeo.

El reportero llevó a analizar el vídeo a una persona de su confianza, un fotógrafo, que


confirmó su autenticidad, y descartó que se tratase de un avión, un foco, una farola, un helicóptero, una luciérnaga o cualquier otra cosa (...) no se corresponde con nada conocido por nosotros, y los movimientos son totalmente inexplicables para las leyes de la física

Si esa persona vio lo mismo que yo, se trata de la grabación de la esquina de una pantalla donde se reproduce la grabación original, sin tener a la vista ningún tipo de referencia o contexto. Me encantaría saber qué tipo de criterio siguió para deducir que lo observado es "totalmente inexplicable para las leyes de la física", porque en un primer vistazo, a mí se me ocurrieron varias cosas, y ninguna es sobrenatural.

En primer lugar, contrariamente a lo que afirma, el objeto no realiza ningún movimiento: permanece estático en el mismo punto. Lo que sí se ven son cambios de forma.

Mi primera impresión me llevó a pensar en "astigmatismo", "aberraciones" y "enfoque". Sin poder ver la imagen original completa que proporcione una referencia, da la sensación de que la imagen tiene un zoom importante, y la impresión es que la cámara intenta enfocar. La forma en que el objeto desaparece, como "expandiéndose", encuadraría bien con este efecto.

Mi segunda idea, en cambio, me llevó a pensar en la transmisión atmosférica, en el centelleo aparente de las estrellas como posible causa del aparente cambio de forma de la grabación.

Intentando confirmar alguna de estas ideas, finalmente terminé haciendo una serie de fotos a la luna, cuya luz atravesaba un capa fina de nubes. He aqui el resultado:

Son unos cambios de forma bastante llamativos respecto a la forma circular que uno esperaría, pero perfectamente explicables por las leyes de la física, y que me llevó a decidirme por una mezcla entre la primera opción, y esta tercera como interpretación de lo que se observa en la grabación de la grabación: la alteración de la luz de un objeto cuando un manto de nubes pasa por delante. Y quizás problemas con el enfoque de la cámara.

¿Y qué era el objeto en cuestión? Pues, estando por encima del manto de nubes, tiene que ser un objeto astronómico. Así que me remito al blog Misterios del Aire, donde explican que era la Reina de los OVNIs, Venus.

lunes, agosto 01, 2011

La involución del fenómeno OVNI

Hace ya más de 60 años que Kenneth Arnold hizo el avistamiento con el que se considera que comenzó "el fenómeno OVNI". Entre él y un periodista , acuñaron en término "platillo volante", que rápidamente sirvió para identificar como nave extraterrestre cualquier cosa que una persona viera en el cielo y no fuera capaz de reconocer.

Y con los ovnis, llegaron los "ufólogos", personas dedicadas al estudio de estos sucesos. Más de 60 años después, leo en L.A. Times que la MUFON organiza una convención en la que:
Convención de investigadores OVNI enfatiza el uso de métodos científicos

- Ya iba siendo hora - pensaría cualquiera con dos dedos de frente.

Hora de saber que un testimonio tiene un valor meramente descriptivo. Que no hay testigos privilegiados que sean infalibles, que policías, bomberos o pilotos, como cualquier hijo de vecino, son capaces de cometer errores de percepción. Que hay que buscar los datos objetivos que permitan contrastar el testimonio subjetivo de una persona que se ha visto sorprendida y no ha sabido interpretar lo que ha presenciado.

Pero lo cierto es que eso ya se viene haciendo desde hace muchos años. No por la vasta mayoría de los ufólogos, pero sí por algunas personas como Vicente-Juan Ballester Olmos o Juan Carlos Victorio... por poner un par de ejemplos concretos. Y mientras el grueso de ufólogos sólo consiguen una colección de anécdotas muy misteriosas sin resolver, estas pocas personas aplicando un mínimo de rigor, llegan a conclusiones y certezas razonables. Que no suelen gustar a quienes creen en la infalibilidad de los testimonios porque no incluye extraterrestres, ni naves de Ganímedes.

Una tarea habitual de este método científico es mirar hacia atrás, y obtener una visión de conjunto: estudiar qué se sabía cuando se comenzó la investigación, comparar distintos casos, identificar patrones comunes si los hay, establecer conclusiones, y analizar lo que se conoce hoy día, qué avances se han obtenido. Podríamos hacer lo mismo con los OVNIs, ¿y qué nos encotraríamos?

Encontraríamos que hace tiempo había casos de abducciones, aterrizajes, coches que se paran misteriosamente, secuelas físicas en los testigos, campos quemados... casos espectaculares que han llenado páginas de libros de gurús. Pero hoy día, cuando la tecnología disponible permite a cualquier persona grabar videos y tomar fotos en cualquier momento; cuando la tecnología hace posible que el testimonio no sea imprescindible, porque se puede registrar el suceso tal cual, sin la subjetividad del testigo... entonces nos encontramos con discretos puntitos de luz en los cielos. Nada tan espectacular como antes. En cierta forma, parece que la tecnología ha matado al fenómeno OVNI.

Y quizás sea por eso que también ha cambiado la "hipótesis" de qué son los OVNIs. Antes, un OVNI se identificaba automáticamente con una nave extraterrestre. Hoy día, al menos en España, ya no se habla de "OVNIs". Ahora se habla de un "fenómeno OVNI" genérico, que trata de evitar la identificación automática con extraterrestres (aunque la idea original subyace). Ahora es un fenómeno de naturaleza totalmente desconocida, no tiene por qué ser debido a naves alienígenas, aunque no se descarte, como tampoco se descartaría un posible origen terrestre.

Desde 1947 hasta hace poco, los ufólogos creían saber que un OVNI era una nave extraterrestre. Hoy día, ya no saben qué es. Antes la casuística era espectacular. Hoy día, son puntos luminosos que pueden ser debidos a casi cualquier cosa, que apenas llaman la atención, y que deberían servir para plantearse hasta qué punto los casos clásicos han sido exagerados.

El estudio del "fenómeno OVNI" ha sufrido una involución. Ha ido hacia atrás como los cangrejos. Realmente, el único efecto real que se ha podido comprobar del "fenómeno OVNI", es que cualquier persona puede ser víctima de su propio cerebro, de cometer errores en la percepción. No se libran policías, ni pilotos, ni militares, ni nadie de los considerados testigos cualificados. Y así lo demuestra el noventa y tanto por ciento de casos cuya solución es bastante mundana.

¿Comenzarán a usar los ufólogos el rigor mínimo necesario tras la convención? Sería un paso adelante. Pero el programa de la convención no nos hace optimistas en ese sentido:
- Propulsión de OVNIs
- Abducciones e híbridos
- Implicaciones de la interacción con ETs
- Visión remota
- OVNIs y armamento / energía nuclear
- Implicaciones de los aspectos Psi del fenómeno OVNI para la ciencia
- Teoría interdimensional de los OVNIs
- Arqueología prohibida

o el artículo del LA Times enlazado anteriormente:

El simposio de la Mutual UFO Network enseña los fundamentos — tener una mente abierta, tomar muchas notas, hacer el papeleo apropiado. Los asistentes también discuten sobre híbridos aliens-humanos, viaje en el tiempo y propulsión antigravitatoria.
...
Acercatse a los avistamientos objetivamente, les dijeron , y con la precisión de un científico. Mete [en la mochila] un dispositivo grabador, un contador Geiger, y un respirador
...
Haz que los testigos firmen siempre el papeleo. Haz preguntas incómodas. Documenta todo.

(negrita mía)

El tópico de la mente abierta, que curiosamente está cerrada a explicaciones mundanas. Llevar aparatos sin saber si son necesarios o no, que choca de frente con la "precisión de un científico". Y concentrarse en la documentación y el testimonio, y tratarlo como si fuera una evidencia. Es decir, más de lo mismo.

"Tenemos lo que consideramos evidencia, pero la comunidad científica no lo quiere considerar como evidencia"

Y es que si alguien quiere que algo se considere evidencia científica, tendrá que adaptarse a lo que se define como evidencia científica, y no al revés: una colección de testimonios subjetivos no lo son; lo pueden ser los datos objetivos que lo confirman. Como tampoco le hace a uno "científico" usar un contador Geiger si no sabe por qué.

miércoles, diciembre 08, 2010

Caradura es...

Tener la cara muy dura es, por ejemplo, grabar aviones yendo y viniendo alrededor de un aeropuerto, colgarlo en youtube, y afirmar sin despeinarse que son OVNIs.

http://www.youtube.com/watch?v=9ifSrhMj0IQ&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=ZARJZSiy3oM&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=Yll4TuMib48&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=Hd5S5lj_Jrs&feature=related

...como hace este usuario de Youtube. En su derecho esta de grabar lo que quiera, y decir lo que le plazca al respecto (y los demás en opinar lo que nos parece, claro).

Pero hace falta ser, o bien un pardillo de campeonato, o un caradura aún mayor, para darle bola a esos vídeos, como hace por ejemplo, Enrique de Vicente.

(Video)

viernes, julio 17, 2009

Fotografía de los módulos de la misión Apolo

La sonda Lunar Reconnaissance Orbiter fue lanzada el pasado 18 de Junio, con la misión de reconocer la superficie lunar e identificar posibles lugares para un futuro alunizaje. Entre tanto, también ha hecho unas cuantas fotografías, entre las que se incluyen los lugares de alunizaje de las misiones Apolo.

Esas fotos se pueden ver en la web de la misión.




y en ellas, aunque no son espectaculares, se puede apreciar la sombra que hacen los módulos lunares. Aunque no faltará quien diga que es un trozo de cartón piedra que han puesto en la luna con la forma del módulo lunar.

viernes, mayo 23, 2008

Los OVNIS británicos

Hace ya un par de semanas que se dio la noticia: el ministerio de Defensa (MoD) de Reino Unido desclasifica sus archivos OVNI, que se podrán descargar gratis durante un mes.

Acompañando esta información, iba la de que el 90% de los casos tenían explicación, mientras que a un 10% no se le podía encontrar una. Por supuesto, este es el clavo ardiendo al que se agarran algunos para decir que “algo hay”, que hay un “fenómeno real” que debe ser investigado y tal.

Pero, ¿qué es el “fenómeno OVNI”? La primera definición que se me ocurre es: eufemismo para evitar decir “Platillos volantes”
Cade vez más, los creyentes evitan decir lo segundo, pero a la hora de debatir, los argumentos son acerca de lo grande que es el espacio, y que tiene que haber vida en otros lugares del universo. Al final, terminan hablando de ETs (más o menos, igual que los grandes expertos en psicofonías nunca reconocen directamente estar grabando voces de muertos, pero a al hora de la verdad, se comportan como si lo estuvieran haciendo)

Una segunda que se me viene en mente, sería fenómeno por el cual una persona no es capaz de reconocer o identificar la naturaleza de un estímulo generalmente visual. En este segundo sentido, el “fenómeno OVNI” es real, porque así lo confirman el 100% de los avistamientos OVNI: un testigo ve algo que no sabe lo que es, y por eso lo reporta a las autoridades. Es posteriormente, tras una meditación reposada cuando se puede encontrar la naturaleza del OVNI. Al menos en un 90% de los casos, si hacemos caso a las estadísticas.

¿Y qué pasa con el 10% restante? ¿Son prueba de que hay un aspecto de la naturaleza nuevo que se nos escapa? ¿Conocimiento nuevo que hay que adquirir? O dicho abiertamente sin eufemismo de por medio ¿Es prueba de que nos visitan los extraterrestres?

Ya sabemos lo que contestan los ufólogos de miles de kilómetros en las botas. Pero habría que empezar por saber por qué no se puede dar respuesta a un caso concreto. Y las primeras preguntas que creo básico responder serían

¿Hay información suficiente?
¿Se puede buscar (y encontrar) más información?

Sin información suficiente, no se puede elaborar una hipótesis sobre la que basar una explicación. Del 10% de casos no explicados ¿Cuántos lo son por falta de información ?

Volvamos a los expedientes X del MoD. No se cuantos ufólogos habrán tenido el interés en echarles un vistazo. Pero la primera impresión al verlos, es que el porcentaje de casos no resueltos debería ser ¡¡¡del 90%!!!.

La gran mayoría de los “expedientes” desclasificados no son más que el informe de avistamiento remitido al MoD. Es decir, donde el testigo deja constancia de que vio algo que no supo identificar. Es un informe dividido en varios apartados, que se van rellenando con información que no suele ocupar más de una o dos líneas. No hay informe de investigación posterior, ni sobre su posible explicación natural. Por poner un ejemplo, de uno de los ficheros cualquiera, al azar, un documento cualquiera, también al azar (comentarios en rojo y entre corchetes):


Informe de objeto volante no identificado


A. Fecha, hora y duración del avistamiento
162136Z Mayo 85 [16-Mayo-85 a las 21:36 UTC], 45' previo a informar

B. Descripción del objeto (Nº de objetos, tamaño, forma, color, brillo)
Un objeto pequeño y plateado con la parte superior roja y parte inferior brillante amarilla

C. Posición exacta del observador: lugar, interior/exterior, estacionario/en movimiento
Exterior, parado en el jardín

D. Cómo se observó (Ojo desnudo, prismáticos, otro dispositivo óptico, fotografía o película)
Ojo desnudo

E. Dirección en que el objeto fue visto por primera vez (una referencia del terreno será más útil que una mala estimación)
Casi en sobre [la base aérea de la] RAF en Henlow hacia el noroeste

F. Ángulo de avistamiento (Las alturas estimadas no son fiables)
10º sobre el suelo

G. Distancia (en referencia a alguna característica de terreno)
A más de 3 millas, por parecer estar más allá de Henlow

H. Movimientos (Cambios en E, F y G será más útiles que estimaciones de dirección y velocidad)
Se movió rápido a un lado volviendo a su posición original

J. Condiciones meteorológicas durante la observación (nubes en movimiento, niebla, etc.)
Cielo despejado

K. Objetos cercanos (líneas de teléfono, líneas de alta tensión, depósitos, lagos o presas…)
Lagos

L. A quien informó (policía, militar, prensa)
Garita de guardia, Henlow

M. Nombre y dirección del informante
No desclasificado

N. Otra información sobre el testigo
No desclasificado

O. Otros testigos
Esposa

P. Fecha y hora de recepción
162136Z Mayo 85 [16-Mayo-85, a las 21:36 UTC]

Q. Alguna condición meteorológica inusual
Ninguna

R. Notas
El objeto aún se veía al completar este informe.



Y ya está. No hay informe posterior sobre las diligencias practicadas, o investigaciones siguientes. Como se puede ver, la información que se aporta es bastante escueta, y desde luego no incluye la "solución".

En este caso, ha habido suerte, y aún con los pocos datos que hay se puede hacer una hipótesis: larga duración y estático (excepto un rápido movimiento) apunta a causa astronómica. Marte andaba aquellos días a esas horas al Noroeste, cercano al horizonte (10º respecto del suelo, dice el informe). El “movimiento” no pasaría de ser una mala jugada de sus sentidos.

(Esto es una anécdota: hace unos meses me pasó a mí exactamente lo mismo. Estaba observando Marte en todo lo alto. Desvié un momento la vista. Al volver, por un instante me pareció ver que el planeta había cambiado de posición, y volvía a la correcta rápidamente de un salto. Experiencia que no ha cambiado mi vida, ni me ha hecho creer en extraterrestres de veraneo)

Pero hay otros casos en los que no hay esa suerte. Por ejemplo:



A. Fecha, hora y duración del avistamiento
19 Nov 87 1845Z
2 minutos

B. Descripción del objeto (Nº de objetos, tamaño, forma, color, brillo)
Una luz brillante

C. Posición exacta del observador: lugar, interior/exterior, estacionario/en movimiento
Exterior, en movimiento lento

D. Cómo se observó (Ojo desnudo, prismáticos, otro dispositivo óptico, fotografía o película)
Ojo

E. Dirección en que el objeto fue visto por primera vez (una referencia del terreno será más útil que una mala estimación)
Suroeste al centro de Birmingham (Bourneville)


F. Ángulo de avistamiento (Las alturas estimadas no son fiables)
No hay datos

G. Distancia (en referencia a alguna característica de terreno)
No hay datos

H. Movimientos (Cambios en E, F y G será más útiles que estimaciones de dirección y velocidad)
No hay datos

J. Condiciones meteorológicas durante la observación (nubes en movimiento, niebla, etc.)
Noche clara con viento

K. Objetos cercanos (líneas de teléfono, líneas de alta tensión, depósitos, lagos o presas…)
No hay datos

L. A quien informó (policía, militar, prensa)
Oficina meteorológica de Birmingham (sin interés)

M. Nombre y dirección del informante
No hay datos

N. Otra información sobre el testigo
No hay datos

O. Otros testigos
Aproximadamente 6

P. Fecha y hora de recepción
20 Nov 0940Z



Este es un candidato perfecto a informe sin explicación, de los del famoso 10%. Es tan escueto y parco en detalles que no hay forma de aventurar una hipótesis que poder comprobar.

Pero más importante para la discusión: ¿Es este informe un indicio que hay un “fenómeno desconocido”, o que los extraterrestres estuvieron de visita en Birmingham? Absolutamente no.

El informe es tan parco en detalles que no solo no permite aventurar hipótesis. Es que tampoco revela ninguna característica que muestre una anomalía. Digamos que hay tanta evidencia de que fuera un platillo volante, como de que fuera un fenómeno atmosférico totalmente inusual y desconocido para la ciencia… o de que hubiera sido la luz de un helicóptero, un bólido, un foco de luz de un estadio cercano… o un sinfín de hipótesis más que no requieren ser extraordinarias. Pero la dificultad de comprobar todas estas posibles hipótesis perfectamente racionales y razonables, (en realidad sería dar palos de ciego a ver si acertamos con la respuesta correcta) hace que el expediente se tenga que clasificar en el 10% de “no explicados”.

Esto debería mover a la reflexión de los ufólogos creyentes: ¿Cuántos del 10% no se pueden explicar, simplemente porque no hay información suficiente, pero que no implican nada fuera de lo común?

Junto con los informes desclasificados, el MoD también incluye una breve nota de preguntas y respuestas. Algunas de las cuales dicen:


Q1. ¿Por qué los informes de OVNIs se remiten al Ministerio de Defensa?
A1. El gobierno no está interesado en el significado científico de estos fenómenos como tales. El Ministerio de Defensa examina los informes OVNI para determinar si puede tratarse de un avión ilegal en el espacio aéreo de Reino Unido

(…)

Q6. Si los OVNIs no representan una amenaza, ¿no son las investigaciones del MoD simplemente una pérdida de tiempo y dinero?
A6. No. El mantenimiento de la integridad del espacio aéreo de Reino Unido requiere que el Ministerio de Defensa debe satisfacer que ningún objeto volante no identificado sea un avión intruso. Es una precaución elemental y una que requiere poco tiempo del personal. Na hay nadie empleado exclusivamente en examinar informes OVNI

Q7. ¿Cuántos informe OVNI quedan sin explicar?
A7. El Ministerio de Defensa no investiga los informes hasta el punto de que una identificación positiva pueda hacerse.



Estas respuestas muestran (y especialmente la última) que el MoD sólo está interesado en descartar posibles amenazas. No se preocupan por la identificación del fenómeno, sino sólo por descartar una amenaza hostil. Siendo así, lo raro es que se diga que hay sólo un 10% de casos sin explicar (lo que en ningún caso tiene que ver con que la explicación sea de otro mundo)


La desclasificación española

Es de sobra conocido que en 1992, Vicente-Juan Ballester Olmos convenció al Ejército del Aire (EA) para que desclasificara sus informes OVNI. Hace un par de meses que se ha “descubierto un gran pastel” que tiene indignadísimos a los ufólogos con miles de kilómetros en sus botas: resulta que Ballester actuó a modo de consultor científico (en colaboración con otras personas) para intentar acompañar los informes del EA de algún tipo de posible respuesta racional y razonable.

Si comparamos ambas desclasificaciones, los informes británicos sólo son informes escuetos de los que aún hay que trabajar una respuesta. Esto abre las puertas a cualquier ufólogo a meter a los ETs por cualquier lado. Ir a buscar a los testigos, hacerles preguntas tontas, que hagan dibujos, y escribir libros exagerando esos testimonios.
Pero en la desclasificación española, se argumentan posibles soluciones. Y claro, para meter marcianos, hay primero que contraargumentar la respuesta racional, un trabajo bastante complicado de hacer.

Normal que estén cabreados.