domingo, agosto 21, 2005

¿Fraude o ingenuidad?

Es la pregunta que surge cuando una y otra vez se proclama a los cuatro vientos que tal o cual fenómeno es paranormal. A pesar de que se conozca una explicación completamente racional por parte del himbestigador de turno, que por supuesto detalla para a continuación añadir un pero más o menos así:

Existe una explicación racional que reproduce este fenómeno, pero los que yo obtengo son paranormales de verdad

Siempre existe un pero, a pesar de no existir la prueba que lo avale. Y aquí es donde surge la pregunta del título: ¿Fraude descarado? ¿es sólo "marketing" para hacer creer al consumidor de la revista de turno que el autor realmente sabe distinguir entre verdad y ficción, y por tanto es de fiar cuando califica tal o cual fenómeno como paranormal?

¿O ingenuidad suprema? ¿Realmente el investigador cree que hay algo más, a pesar de conocer al menos una explicación racional, y de no encontrar ninguna prueba que avale la explicación paranormal?

Para ilustrar esta duda existencial que nos corroe las entrañas, he aquí un par de ejemplos.

Volviendo al ya comentado caso de los orbes, uno de los peros que nos hemos encontrado es que a veces no se necesita un flash para producirlos. Y he aquí esta foto para "probarlo", publicada en la revista digital "Mundo Oculto" (1ª edición) que se puede descargar en Mundo parapsicológico



No se usa el flash, cierto, pero sí existe una fuente de luz muy potente: la que entra por la ventana, que se refleja en lo que parecen colgantes de la puerta, dando como resultado esa reunión de orbes.Luego está el de la esquina, pero no hay motivo para pensar que se trate de otra cosa distinta a un reflejo fuera de foco (véase como la luz de la ventana aparece reflejada en el mueble justo debajo del supuesto orbe).

La primera idea es pensar que quien hiciera la foto sabía perfectamente acerca de los reflejos, y aprovechó para sacar una foto a ver si colaba. Además, sabiendo que un reflejo puede producir esos efectos, ¿por qué no se evitó la fuente de luz directa?

La opción B es que alguien realmente pensó que haciéndole una foto al reflejo de una luz potente, salían cosas paranormales.

Haciendo uso de la navaja de Occam, la opción A parece más simple, mientras que en la opción B hay que suponer un grado de candidez difícil de creer. Aunque no imposible.

El otro ejemplo que queríamos poner son las nuevas caras de Bélmez(R) (Sí, marca registrada. Pero no es por hacer negocio, que quede claro). Por orden cronológico:

- Francisco Mañez idea un método para reproducir teleplastias
- Se lo comenta a Pedro Amorós, que decide fregar el suelo de una nueva casa de Bélmez, y aplicar el método en cuestión (véanse todas las versiones acerca del asunto)
- Aparecen de pronto multitud de caras

Opción A: Las caras se fabricaron deliberadamente usando el método Mañez
Opción B: Alguien creyó que mojando el suelo, las manchas de humedad se convierten paranormalmente en caras.

¿Fraudes o ingenuidad? Por aquí empezamos a tener dudas de cual es la correcta.

7 comentarios:

Iván dijo...

Hombre, uno muchas veces se queda con la duda, pero en el caso de Amoros despues de haber visto como falsifico y se invento su curriculum, creo que es cualquier cosa menos candido.

Remo dijo...

Un cándido está abierto al razonamiento. Un timador/charlatán no. Así son las cosas. No les demos el beneficio de la duda a según qué gente, porque no lo merecen. ¡Saludos caniculares!

Julio dijo...

Bueno, sería una especie de candidez tozuda. Llámalo fe :)

Da igual lo que le razones, nunca podrás demostrar que no existen los fenómenos paranormales, ya ese clavo ardiendo se van a agarrar para creer en su religión.

(Aunque estos deben ser los menos. Más de uno sabe perfectamente qué hace y que vende)

Jody Dito dijo...

igualito,igualito, que Bono en el parlamento, "si fue un accidente PERO ha podido ser un ataque".....ya, entiendo, a lo que te refieres en este post. Gracias

Anónimo dijo...

El procedimiento de Máñez ha sido y es el mismo que el vuestro. Primero se acusa de fraude y después (si hay tiempo... y si no no pasa nada) se presentan las "pruebas".

Pues no señor.
Primero busquen las pruebas y luego den el veredicto.
¡Charlatanes son ustedes!
Un pintor

JOSE dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JOSE dijo...

Hola, amigos. Me considero una persona racionalista, atea: creo firmemente en la evolución, en la Ciencia, etc. Sin embargo, por más que busco en la red y en librerías, no encuentro ninguna explicación científica para el fenómeno de los cadáveres de santos incorruptos. ¿Se trata de un mito? ¿Hay fraude? ¿No se ha estudiado científicamente?

Gracias.