viernes, julio 08, 2005

Magia Cuántica

No hay palabras más mágicas en Paranormalandia que Mecánica Cuántica (con mayúsculas reverenciales, que si no, no funcionan). Basta mencionarlas para que cualquier cosa sea posible de repente. ¿El truco? El escaso entendimiento de esta teoría, de la que sólo se sabe que produce cosas muy raras. Y es que si algo tiene la mecánica cúantica, es que quien se enfrenta a ella por primera vez y no le sorprende, es porque no la ha entendido. Y en el caso de los paranormalólogos, no la entienden ni a la n ni a la (n+1) vez.

La mecánica cuántica es una teoría desarrollada para explicar fenómenos a escala microscópica, es decir, que involucran a sistemas o partículas de tamaño atómico, electrones, o grupos de moléculas. En estas circunstancias, el sentido común que tan acostumbrado está a un mundo macroscópico, encuentra dificultades para entender cosas que parecen ir en contra de toda lógica.¡Cualquier cosa es posible!¡Barra libre!

No, cualquier cosa no es posible. Y la razón principal es que la mecánica cuántica explica los fenómenos microscópicos, y también los fenómenos macroscópicos que ya conocemos. La mecánica cuántica engloba tanto la mecánica clásica de Newton, como una serie de fenómenos nuevos, que a pesar de ser antiintuitivos, y ser la base fundamental de los fenómenos macroscópicos, cuando se estudian estas últimas situaciones los resultados pocas veces difieren de los obtenidos usando la mecánica clásica. Precisamente estas diferencias fueron las que propiciaron el descubrimiento de la teoría, y no los fenómenos paranormales.

¿Qué ocurre con los supuestos fenómenos paranormales? Pues que ocurren en el mundo macroscópico del sentido común. Esto quiere decir que rara vez hace falta recurrir a la mecánica cuántica para poder explicarlos. Aún así, en la mecánica cuántica no hay nada que haga suponer la existencia de estos fenómenos, ni tendría por qué explicarlos. A excepción de una mala digestión de libros de divulgación, cuando lo correcto sería estudiar un libro de texto, esos tan aburridos, sin dibujos y que están llenos de formulitas y ecuaciones. Pero claro, eso supone varios años, y la cuenta corriente no dura tanto sin llegar a números rojos.

Esta debería ser una razón suficiente para dejar de emplear estas palabras mágicas. Pero vamos a ir más allá (que no al más allá), y ver qué tipo de fenómenos raros ocurren a nivel microscópico.

Cuantización de la energía

Le da nombre a la teoría, y fue el primer fenómeno en ser descubierto por Max Planck en 1900. Estamos acostumbrados a que la energía pueda tener un valor cualquiera, es continua. Sin embargo, la cuantización dice que la energía se divide en ladrillos o cuantos de energía, es discreta. Imagina un objeto moviéndose en línea recta. La cuantización sería equivalente a que el objeto no se moviera a cualquier velocidad que quisieras, sino que tuviera una velocidad mínima V0, y sólo pudiera tener velocidades que fueran múltiplos enteros, es decir, sólo puede ir a velocidades V0, 2V0, o 17504V0, y no 0.5V0 o 1.33V0. Esta velocidad sería el cuanto o ladrillo fundamental. Y al acelerar, saltaría de una a otra instantáneamente, sin pasar por velocidades intermedias.

Sin embargo en el mundo macroscópico, nadie ve a los coches acelerando a saltos. El motivo es que el valor de un cuanto es muy pequeño, el orden de 10-30 J (un cero, coma decimal, 30 ceros y un 1), mientras que un vehículo de 500 Kg a 120 Km/h posee una energía cinética de 280.000 J. Esto supone que su velocidad varía a saltos del orden de 10-16 Km/h (aproximadamente, el tamaño de un núcleo atómico por hora). Evidentemente, estas variaciones son tan pequeñas que son imperceptibles, y podemos asumir que el vehículo puede tener cualquier energía y que no está cuantizada, sino que es continua.

Afortunadamente, en Paranormalandia este efecto o lo han entendido bien, o no lo han entendido ni siquiera mal, porque no suele estar en el Argumentario Cuántico.

Dualidad partícula - onda

En cambio, esto sí que lo entendieron. Mal, por supuesto. Hasta 1900, la luz era considerada un onda, y como tal se comportaba. Sin embargo, Einstein y Compton demostraron cómo, en base a la cuantización de la energía, también se podía comportar como una partícula cuando chocaba con un sólido (efecto fotoeléctrico) o con otra partícula (efecto Compton). De igual forma, después de que J. Thompson demostrara que el electrón era una partícula (lo que le valió el Nobel en 1906), su hijo G. Thomson fue capaz de demostrar experimentalmente que el electrón era una onda (lo que le valió otro Nobel en 1937).

Raro, ¿no?. De pronto, los electrones podían pasar a través de rendijas, y realizar efectos de interferencia y difracción, sólo posible para las ondas. En el mundo macroscópico las ondas de un estanque pueden atravesar un enrejado. Pero un presidiario (afortunadamente) no puede hacer lo mismo a través de los barrotes de su celda. La razón es que una propiedad de las ondas (la longitud de onda) es menor cuanto mayor es la masa y velocidad del objeto. Y para obtener el comportamiento de las ondas, se necesita interaccionar con objetos del tamaño comparable a longitud de onda. Para la luz visible, una rendija de 0.4 mm. Para un electrón, capas de átomos en un cristal separadas en unos pocos Angstroms (1 Å =10-7 mm). Pero para un hombre de 80 Kg que va andando, su longitud de onda es del orden de 10-26 Å, mucho menor que el tamaño de cualquier partícula subatómica. No existe nada del tamaño de la longitud de onda de un hombre. Sólo puede comportase como partícula.

Pero da igual. Al final lo que queda es que somos ondas, gracias a la Magia Cuántica, y como tales podemos tener buenas vibraciones (supongo que serán interferencias constructivas) o malas vibraciones (interferencias destructivas), y digo supongo porque los charlatanes nunca dicen a qué se refieren con ello. De hecho, mezclan el término vibración, que aunque se parece, no es lo mismo que una onda, y ni si quiera la suposición de intereferencias constructivas o destructivas sirve para aclarar algo. Una vibración es un movimiento o perturbación periódica en torno a una posición o valor de equilibrio, como un muelle o un péndulo. Es algo que ocurre en un solo lugar del espacio. Una onda es una perturbación que además, se traslada por el espacio, como las vibraciones de la superficie del agua que se mueven hacia la orilla del estanque.

Principio de incertidumbre

Asociada a la dualidad partícula - onda, está el concepto que más conmocionó cuando se desarrolló la mecánica cuántica, y es que no es posible determinar con toda la exactitud que se quiera determinados pares de valores, como la posición y la velocidad. Se echaba por tierra el determinismo. Ya no era posible conocer con exactitud la evolución de un sistema, sino que dependía de la forma en que se observara. Si consigues saber dónde está un electrón, al observarlo has interaccionado con él, modificando su velocidad, y ahora no sabes a dónde va. Si consigues saber cual es su dirección, entonces no puedes saber dónde está.

Cualquier sistema se describe al final por una onda (somos ondas), que ocupa un determinado volumen. Pero esta onda sólo representa la probabilidad de encontrar la partícula en cada punto de ese volumen. Si el volumen ocupado es muy pequeño, entonces el sistema se comporta como una partícula, porque está localizada en un punto del espacio que se puede determinar con exactitud (la probabilidad de que la partícula esté en un punto determinado es muy alta) . Por el contrario, su velocidad es otra onda, pero que se extiende a un rango de valores y direcciones muy amplio, y la probabilidad de tener un valor en concreto es muy reducida: puede estar en cualquier otro valor y dirección con igual porobabilidad.

Sin embargo, esto ocurre sólo porque estamos viendo un mundo muy pequeño. En el mundo macroscópico sin embargo, aunque seguimos sin poder determinar velocidad y posición con la precisión que se quiera, sí se puede conseguir una precisión suficiente como para saber ambas magnitudes. Determinar la posición de un electrón con un metro de incertidumbre, supone a efectos prácticos que no sabemos dónde está, pero en cambio, su dirección y velocidad se puede considerar como muy precisa. Esa misma incertidumbre de un metro en la posición de la Tierra en su órbita alrededor del Sol, a efectos prácticos sirve para saber tanto su posición como velocidad exactas.

Sin embargo, la mente de un paranormalólogo se queda con el hecho de que no se puede determinar todo. Hay mucha incertidumbre, todo es probabilidad y por tanto cualquier cosa es posible.

(Párrafos añadidos - 29/7/05)
Probabilidad y colapso de la función de onda


Una de las implicaciones del principio de incertidumbre es que cuando se mide un sistema, se accede al conocimiento de una propiedad, a cambio de variar otra complementaria. Esto significa que el hecho de observar el sistema influye sobre él. Por otro lado, el carácter probabilístico de la mecánica cuántica de Schrödinger, y con la interpretación de Copenhague (propuesta por Bohr), un sistema antes de ser medido (observado) no se sabe en qué estado está, sino que es una superposición de todos los posibles, y es en el proceso de observación en el que el sistema tiene la probabilidad de colapsar en un estado determinado, que es el que se mide.

Esta propiedad lo suficientemente confusa como para tener que releer el párrafo dos y tres veces antes de entenderla. Por eso es de las favoritas de los paranormalólogos. En la interpretación de Paranormalandia esta propiedad significa que el observador (persona) interacciona con el sistema, pudiendo incluso decidir en qué estado va a colapsar la función de onda, de donde se deduce la telequinesis, la telepatía, el inconsciente colectivo y varias maravillas más. En física, y en ciencia en general, cuando se observa un sistema se está midiendo, o comprobando las características, a través de un detector. En el contexto de un laboratorio, observar significa interaccionar, es decir, que un detector reaccione ante el sistema, y que suministre un dato al experimentador. Así, el papel de la persona es sólo montar el experimento y recoger los datos, y los resultados son independientes de si el investigador está presente o tomándose un café en el bar: quien observa es el detector, que no tiene conciencia.

Imagina que tienes una pared. Cuando un fotón llega a ella, puede ser absorbido, reflejado o transmitido. Lo que haga, es independiente de que tú estés mirando o no, sino que depende de su interacción con los átomos de la pared. Que haga una de esas tres interacciones depende exclusivamente de la probabilidad de cada una de ellas. Pero no tiene sentido medir lo que hace un solo fotón. Las probabilidades se pueden calcular y determinar, y cuando en vez de un fotón es un número elevado de ellos, se puede medir cuantos fueron absorbidos, cuantos reflejados y cuantos transmitidos, comprobando que se ajusta a lo determinado. Y esto es independiente del experimentador, de su estado de ánimo, y de su consciente e inconsciente.

Efecto túnel

Una curiosa propiedad de las partículas es la de atravesar paredes. Bueno, no son paredes de ladrillo, sino su equivalente microscópico, que puede formarse por ejemplo entre dos conductores separados, y con un voltaje entre ambos. En estas circunstancias un electrón puede saltar el espacio entre ambos, y establecer una corriente.

Este es el principio de funcionamiento de los microscopios de efecto túnel. Una punta afilada, se acerca a un material conductor. La corriente túnel que se establece depende de la distancia entre ambos. Al desplazar el material en X-Y, cuando hay una elevación o depresión la corriente varía, y es necesario subir o bajar la punta para mantener la misma corriente. Si se graban los valores del desplazamiento de la punta junto con el desplazamiento en X-Y, se obtiene una representación de la topografía de la muestra. La resolución de estos microscopios permite llegar a ver átomos.

Curiosamente, a los cazafantasmas no se les ocurre invocar esta propiedad para hablar de fantasmas que atraviesan paredes. La tentación de hacerlo es tan, tan, tan grande, y es aparentemente tan evidente, que no se lo creen ni ellos, más acostumbrados al equilibrismo argumental.

Pero mejor que sigan sin hacerlo. Todas las leyes físicas tratan con la materia. Un fantasma supuestamente es inmaterial, así que para él no tenemos leyes. Por otra parte, el efecto túnel no ocurre siempre, sino que (como toda la física cuántica) está basada en la probabilidad de que ocurra tal suceso, y esta probabilidad depende del tamaño de la pared, y de la masa de la partícula. Y en un mundo macroscópico, las paredes son muy anchas, y las personas muy pesadas como para tener alguna posibilidad de atravesar paredes. A menos que se rompa, claro.

Partículas y antipartículas

Gracias a Paul Dirac, quien tuvo la paciencia de integrar la relatividad especial con la mecánica cuántica, hoy sabemos que existen multitud de partículas, y sus corespondientes antipartículas, que son iguales a las primeras, a excepción de su carga. Estas partícula y antipartícula forman una pareja letal, que cuando se encuentran se aniquilan mutuamente, emitiendo un rayo de luz (emitiendo energía diría un charlatán, que queda más Niu Eich)

En los colisionadores de alta energía, como el CERN, el FermiLab, o el futuro LHC, se han generado y se generan millones de pares partícula antipartícula cada día, de las cuales se estudian y analizan sus propiedades. Pero a un vendedor de misterios que se precie este hecho le trae sin cuidado. No hay nada mejor que una partícula exótica para justificar fenómenos como la telepatía, las psicofonías, o curaciones energéticas misteriosas, por no hablar de los anti-mundos y dimensiones paralelas.

Y es que la estrella de la Magia Cuántica son siempre las emisiones de partículas, vibraciones y energías. De las energías, ya hemos hablado. Las vibraciones, no se emiten, sino que se trasladan por el espacio en forma de ondas, generalmente electromagnéticas, y más comúmente llamadas luz, radio, infrarrojo, rayos x, microondas, .... Pero como ocurre con las partículas, sabemos bastante bien cómo interaccionan con la materia, y desde luego, los fenómenos paranormales no se encuentran entre esas interacciones.

Si usted, potencial señor paranormalólogo que lea estas líneas, tras leer un libro cualquiera de divulgación, en vez de quedarse perplejo ante todos estos fenómenos y estudiarse un libro de texto, ha preferido incluirlos en su sistema de creencias o Argumentario Mágico, es porque no los ha entendido.

43 comentarios:

Macías P. dijo...

"Hasta 1900, la luz era considerada un onda, y como tal se comportaba".
No conozco todas las teorías anteriores a 1900, pero tenía entendido que ya antes se habían observado comportamientos tanto de onda como de partícula en la luz. Por no hablar del problema que implicaba admitir la propagación de una onda en el vacío. Si no recuerdo mal, fue Newton el que tuvo que proponer que el espacio entre la tierra y el sol estaba compuesto por una especie de "Eter".

Un excelente artículo. Un inciso: Otra cosa que se utiliza un montón por los charlatanes es la teoría Big Bang.

Hairanakh dijo...

Creo recordar que Newton apostaba por el comportamiento corpuscular de la luz, frente al ondulatorio de ¿Huygens? (maldita memoria de pez...). El éter se propuso, en efecto, para tener un medio por el que se pudiera propagar la luz.

La teoría electromagnética de Maxwell, de finales del XIX, parecía zanjar el tema definitivamente en favor del comportamiento ondulatorio, integrando la luz con el resto de la radiación electromagnética.

El principio de incertidumbre es una consecuencia inmediata de la dualidad onda-partícula. No se puede medir a la vez la posición y la longitud de una onda: para medir longitudes necesitas un rango de posiciones. Como la longitud de onda es (inversamente) proporcional al momento lineal, es imposible medir velocidad y posición al tiempo... porque no tiene sentido hacerlo.

...


h

Julio dijo...

Si, teneis razón, Newton ya consideró la luz como partículas, de velocidad limitada, e incluso sugirió la posibilidad de un cuerpo tan masivo cuya velocidad de escape fuera mayor que la de la luz, como ocurre en los agujeros negros.

Gracias por las precisiones a los dos.

Fe de Erratas dijo...

Donde pone
"Para la luz visible, una rendija de 0.4 mm"

debería poner "0.4 micras", o "0.0004 mm", a gusto del consumidor

Julio

Anónimo dijo...

¡PAMPLINAS!!!!
Todos esos fenómenos macro y microscópicos se explican mejor por la teoria del Flogisto.

Jaaa. so brutos.

anwbys dijo...

ains, si fuera tan sencillo la mecánica cuántica como explicar el funcionamiento del cerebro, ¡qué nos quedaría por descubrir!... Es bueno explicar la mecánica cuántica, pero... y siguiendo con las ondas, ¿cómo es posible que se registre una voz en una cinta magnetofónica, donde se suele grabar las ondas sonoras, sin que esté presente? ¡Maravillas de la tecnología!, dirán algunos, pero ... ¿cómo se puede explicar este mismo ejemplo en los años 50 o 40 cuando la tecnología no está tan avanzada?... O también, ¿cómo se puede responder a unas formulitas físicas la personalidad de un individuo?. Es lo mismo que el matemático que sacó un remedio xa el cáncer hepático, y me lo comentaba un buen amigo médico, 2+2 no son cuatro en medicina, xo como los físicos kieren poner todo con ecuaciones, ¡a ver que estudien el cuerpo humano con formulitas reducidas a una que demuestre el funcionamiento del cuerpo humano!... En cuanto a los fenómenos paranormales, como son únicos e irrepetibles, anda mira... como las supernovas, que existen xo se da una cada mil años, juer, ¡qué casualidades!, y más con las hipernovas, que son más raras aún, ¡anda, no me di cuenta!... ¿casualidades? puede ser... la conciencia humana ha cambiado mucho en estos tiempos, y pensar que la concepción aristotélica-tolemaica era la imperante hasta Copernico, y que eran hombres la que la implantó, ains qué tiempos de incultura aquéllos.... bueno, a darle a la mente y a pensar un rato, y, sobre todo... negar que la luz sea una onda y partícula a la vez

Julio dijo...

Como mola mezclar churras con merinas y confundir la velocidad con el tocino.

Me remito a las primeras líneas: si la cuantica te parece sencilla, es que no la has entendido.

Y si, la aparición de supernovas es tan imprevisible como los fenómenos paranormales, pero ¡vaya! Las primeras se han podido estudiar ¿Por qué las segundas no?

anwbys dijo...

los fenómenos paranormales no se han estudiado? Eso es lo que tú no sabes, ¿por qué no investigas a ver si aparece algo, como las psicofonías, que se registran en las cintas de audio?

Julio dijo...

¿Se han estudiado? ¿y a que conclusiones se han llegado, aparte de "todo es muy misterioso, hay que seguir investigando"?


Si te doy una cinta, ¿sabrías distinguir entre una psicofonía de verdad, una pareidolia auditiva, intereferecias electromagnéticas, o un fraude? ¿Sabrías decirme cual es el mecanismo por el que se quedan grabas las psicofonías (las de verdad) en las cintas? ¿Y qué expermientos haces para poder descubrirlo? ¿O solo te dedicas a grabar, con inventos más o menos sofisticados "a ver que sale"?

Si quieres saber mi opinión de cómo se deberían estudiar las psicofonías, busca el post "como un huevo a una castaña", aunque ya te adelanto que no estarás de acuerdo con nada.

anwbys dijo...

¿Se sabe aún cómo se forman los agujeros negros?. ¿Se sabe aún que contiene las singularidades?. ¿Se sabe por qué se produce una hipernova y los mecanismos que le llevan a producirse?, ¿o una supernova?. ¿Y los cuásares?. ¿O las estrellas de neutrones, cómo se forman?. ¿O la materia negra?

Julio dijo...

Eso, ante todo no respondas las preguntas.

Yo si te respondo:

Si, se sabe como se forman los aguejeros negros (¿has leido a Stephen Hawking?), tambien las estrellas de neutrones, y las supernovas, y los quasares. Sobre cosas que aún no se comprenden como la materia oscura, pues se investiga en ellas: se piensan hipótesis, se desarrollan, y luego se hacen observaciones para comparar los resultados con la hipótesis. No me preguntes cuales son, porque son complicadas de explicar, no tengo el conocimento suficiente para hacerlo, y se pueden encontrar de forma mas o menos leíble en una biblioteca.

Ahora, respondeme tú, qué hipótesis se manejan en psicofonías, telepatía o la que más te guste, qué experimentos se hacen, y cómo se COMPARAN ambos resultados para descartar o reafirmar la hipótesis.

anwbys dijo...

yo no manejo, de momento, hipótesis sobre los fenómenos paranormales, sólo, y como ocurre en astronomía, me remito a las pruebas. La materia negra se descubrió por casualidad, ¿se sabe lo que es?, pero se sabe que existe, lo mismo con las psicofonías, no se saben qué es, pero están ahí, y si quieres, pues lo niegas, pero lo tienes ahí, y por mucho que lo niegues, tendrás ahí la prueba. ale! refrescate, xq está empiricamente comprobado que no existen... ¡Ay la experiencia!

Julio dijo...

Tú no manejas, como todos, ninguna hipótesis sobre psicofonías, pero sabes de sobra que es la técnica perfecta para estudiar lugares con pasados trágicos ¿verdad?. No tienes ni idea de lo que és, pero te sirve para himbestigar.

Sobre la materia oscura, hay un fenómeno que se ha medido de forma OBJETIVA: aceleración de la expansion del universo. Y las hipótesis que se manejan van en el sentido de explicar el MECANISMO por el cual ello es posible.

En psicofonías, depende de la apreciación SUBJETIVA de alguien que escucha, y de las hipótesis que hay (aunque tú no lo sepas) NINGUNA va en el sentido de explicar el mecanismo por el cual ello es posible. Eso sí, para himbestigar en camposantos, o casas donde salen caretos es perfecta. ¿Por qué? ni idea, pero son las técnicas perfectas.
en la psicofonías

anwbys dijo...

Bonita palabra, himbestigar, una interferencia de hibernar e investigar, con una eme epentética.
Que carezca de hipótesis, no quiere decir que no sepa.Que digas que es una manera de ver el pasado de un lugar, pues es tu idea, pero niegas un hecho real y constatable, una prueba. Pero en fin, tú ponte a falsar las teorías que es tu especialidad, y busca algo, según tu propuesta de método, o método cientifista, para ver si no ocurre en todos los casos

anwbys dijo...

Bonita palabra, himbestigar, una interferencia de hibernar e investigar, con una eme epentética.
Que carezca de hipótesis, no quiere decir que no sepa.Que digas que es una manera de ver el pasado de un lugar, pues es tu idea, pero niegas un hecho real y constatable, una prueba. Pero en fin, tú ponte a falsar las teorías que es tu especialidad, y busca algo, según tu propuesta de método, o método cientifista, para ver si no ocurre en todos los casos

Julio dijo...

Que carezcas de hipótesis significa que no tienes con qué comparar tu experimento para poder concluir si la hipótesis era acertada o no.

Claro, que si ya teneis decidida de antemano la conclusión, entonces no hace falta hipótesis, que es lo que haceis normalmente.

Lo de que una psicofonía sirve para "ver" el pasado, no lo digo yo. Lo decías vosotros cuando cada vez que mostrais un ruido de esos remarcais que era un sitio donde ocurrieron hechos trágicos. Es vuestra teoría, y ninguno la poneis en duda.

mistermaguf dijo...

Qué gracioso es este Anwbys.

Dice: "yo no manejo, de momento, hipótesis sobre los fenómenos paranormales, sólo, y como ocurre en astronomía, me remito a las pruebas."

Muy bien, muy bien. Entonces, ¿qué es lo que esas "pruebas" prueban?
Normalmente las pruebas prueban hipótesis. Si no hay hipótesis, no veo que cosa alguna pueda probar algo. (Y ni siquiera me meto en la calidad de las "pruebas" aducidas)

A ver, Anwbys, dime qué prueba una voz grabada, más allá de que la grabadora funciona.
¿Prueba que alguien habló?
¿Prueba que la mecánica cuántica existe?
¿Prueba que a mí me gusta el helado de frambuesa?

Pues nada, plantea una hipótesis y verificamos si se sostiene.

(En el caso del ejemplo anterior la solución es que me gusta el helado de frambuesa, ya que se trataba de mi propia voz diciendo "adoro el helado de frambuesa") Y aún así como verás, podría ser falsa; yo puedo mentir en la grabación.

Saludos.

Goyo dijo...

Eso mismo digo yo. ¿Qué hecho real constatable se niega y de qué carajo se supone que es una prueba?

Oscar dijo...

Felicidades por este artículo. No se ven con frecuencia discusiones sobre la Mécánica Cuántica como la presente en el sentido de desmistificar a los esoteristas. Sin embargo, echo de menos una de las interpretaciones de la Mécánica Cuántica que es matemáticamente coherente, aceptada por renombrados físicos, y a su vez muy utilizada por los charlatanes: me refiero a la interpretación de Everett o de los "Mundos Múltiples", en el que el sistema no colapsa en un estado cuando se mide, como afirma la interpretación de Copenhague, sino que se originan tantos universos alternativos como estados tenga el sistema.

Julio dijo...

Gracias Oscar.

La cuántica da tanto juego que alguna se me podía pasar (de hecho, ya puse un añadido). Gracias por mencionarlo :)

Anónimo dijo...

Oye, oye, que los fenomenos paranormales si que se han estudiado. Por Amroros, por ejemplo, jaaaa.

Anónimo dijo...

Un físico más ha de recordar una receta que no sé si conoce el autor de la página, pero yo se la recuerdo. Lo que viene ahora es por lo de que no todo es posible en Física. En eso estoy de acuerdo, pero el positivismo científico es tan negativo... (vaya juego de palabras, ¿eh?)

"Lo que en Física no está prohibido está permitido Y ADEMÁS EN ALGÚN LUGAR E INSTANTE DEL UNIVERSO OCURRE."

Estaréis de acuerdo conmigo que el que no tenga presente este hecho constantemente no tiene una actitud científica, imprescindible para el progreso del saber humano.

Es que me jode que la gente critique por sistema sin conocer más que lo que le mandan que critique. Hay que investigar mucho aún.............. Y lo que la ciencia no puede negar no lo puede negar ningún HOMBRE en su NOMBRE.

Lo siento pero así es.

Anónimo dijo...

por no mencionar que en la teoría cuántica las probabilidades no se usan. Se usan amplitudes, algo parecido pero no igual, y que pertenece al mundo de los números complejos, algo de lo que los fabricantes de misterios no han oído ni hablar, por supuesto.

Julio dijo...

Gracias a Alulim,

hay un error al calcular los saltos de velocidad que sufría un coche. Aunque creo que estando más calculado se entiende lo que quería decir con ello, y a riesgo de liarlo aún más, comento aquí cómo es el cálculo de forma correcta.

Si su energía aumenta a "saltos" de energía dE=1e-30 J, para saber los saltos de velocidad hay que derivar de la fórmula E=0.5mV^2:

dE=mVdV

entonces, los saltos de velocidad dV dependen de la velocidad a la que vaya el coche:
dV=dE/(mV).
Para V=120Km/h, dV~1e-35 km/h.
Para V=1Km/h, dV~1e-33 km/h.

El argumento del texto sigue siendo válido (más aún) porque son saltos tan pequeños que no son apreciables en un mundo macroscópico, y observamos al coche acelerar de forma continua, y no de forma discreta ("a saltos")

Damián Fernández Beanato dijo...

Estimado: La nota está buenísima. Pero me quedo preocupado por tu verbo "interaccionar".... no será INTERACTUAR?
DamiFB

julio dijo...

En física se habla se suele hablar de interacciones. Para mi es algo tan normal, que me parece que interaccionar es el verbo adecuado. Igual le estamos metiendo una patada al diccionario sin saberlo.

Anónimo dijo...

Bueno lástima que una mente científica se cierre en sí misma para describir la realidad.
Les recomiendo:
What do bleep we know? con William Tiller, Ph.D, Amit Goswami, Ph.D., John Hagelin, Ph.D, y Fred Alan Wolf, Ph.D entre otros científicos o visiten este site
http://www.whatthebleep.com/scientists/drh-scientists.shtml#Tiller

Anónimo dijo...

Idiotes:

Eso seria tan absurdo como intentar explicar la materia sin usar la cuantica (en minusculas) ¡¡¡es lo mismo!!!! la unica diferencia es la escala, nosotros podemos medir "sin incertidumbre" en fisica clasica ¡¡ por que somos de la misma escala de lo que medimos !! si fueramos miles millones de veces mayor que el universo (de forma que este quedara reducido al tamaño de una particula subatomica al observarlo) tendriamos el mismo problema para determinar su posicion y energia.

"Como es arriba es abajo"

Todo se reduce a esto:
Informacion --> sistema
sistema --> informacion
Eso es magia.

Anónimo dijo...

Su documento es incorrecto:

UN PROFESOR DE LA UNIVERSIDAD DE SEVILLA PUBLICA UN ARTÍCULO QUE CONTRADICE A EINSTEIN
"Un aspecto interesante de este experimento es que, en contra de la creencia de que este fenómeno es puramente microscópico y, por tanto, válido sólo para sistemas pequeños y que desaparece a medida que aumenta el tamaño, el equipo del profesor Cabello muestra por primera vez que la no-localidad no sólo no disminuye sino que aumenta con el tamaño de los sistemas."
http://www.andaluciainvestiga.com/espanol/noticias/5/3592.asp

Saludos.

Julio dijo...

Será interesante leer el artículo del Physical Review. De todas formas, la no-localidad era una de las pegas que ponía Einstein a la teoría cuántica, porque supone que entra en conflicto con la relatividad, y por tanto, deducía que debía haber variables ocultas en la cuántica.

Dado que la no-localidad se demostró hace ya unos cuantos años, hace ya tiempo que Einstein ha sido contradicho.

Habrá que leer ese artículo porque el titular al menos me parece erróneo.

Berny dijo...

pero que pasa cuando el método científico no es apropiado para algunas otras ciencias, como la antropología, la cognición, el lenguaje, etc. o entonces se diría que estas no son ciencias?, al igual que los que manejan fenómenos paranormales? donde los fonémonos son más complejos y donde formular teorías y demostrarlas nos se puede muchas veces, solo se limitan a describir y no explicar, la física es una de las ciencias mas sólida lo sé, porque se trabaja con materia un poco mas tangible, pero hablar de fenómenos sociales y cognitivos, como hacer esto desde la lógica?, no se puede, alguna vez trabajé con fórmulas lógicas y lenguaje natural, sólo la lógica de predicados funcionaba, pero limitadamente, todas las demás las tuve que desechar, porque algunos fenómenos de nuestro universo no se pueden explicar con fórmulas cuadrados o aun con algunas flexibles. Alguna vez en antropología habia varios cientificos tratando de hacer formulas universales para poder ejemplo explicar fenómenos del lenguaje (basadas en la lógica y demas teorías matemáticas) y para calcular la edad de las lenguas (basada en el carbono14) y esos teóricos abandonaron sus hipótesis porque no convenientes para estos fenómenos del ser humano. Yo estudio fenómenos congitivos, y me gusta la física por eso mismo leo esto, pero también estudio un poco los tipos de magias modernas, todo me parece válido, ahora, recordando un articulo que hice cuando estudiaba un poco de teorías cientifícas, titulado "conocmiento científico vs. conocimiento común" abordaba cosas como la intuición, la cultura, los métodos científicos y demás... lo comenzba con una frase hecha por una cientica del lenguaje que decia mas o menos asi "no porque un tipo de conocimiento no encaje en algun dogma o parámetro no quiere decir que no esto no sea conocimiento".

yo sé que hay ahora gente que dice tener mas argumentos para fenómenos para normales y para fenómenos cientificos, vistos desde una perspectiva de la fisica cuántica y de otras disciplinas como la psicotrónica y la radiónica, (que he comprobado fenómenos de esto tipo, y que lo han hecho gente conocido en mi medio científico que era escéptica, y que tambien he visto como funcionan varios fenómenos de tipo chamanico cuando voy a comunidades que aun tienen estas practicas, y lo sé no hay pruebas, porque son fenómenos que son intangibles, los podría escribir pero como te entrego las pruebas de como funciona el pensamienteo mágica en una sanación? es algo que ni los que lo practican lo saben a bien, pero funciona, de esto hay varios textos cientificos que dicen como se realiza, pero no te dicen como funciona, también son hipótesis). Pero veamos que finalmente nada esta escrito que son puras hipótesis y teorías, algunas ya son leyes, perpono todo esta demostrado y que hay mucho camino por recorrer...

Julio dijo...

Dices que el método científico puede no ser apropiado para algunas ciencias. Creo que te equivocas. El método científico, en esencia, es un protocolo para poder estar seguro de que un conocimiento adquirido, es veraz al menos dentro de unos límites conocidos.

Cada ciencia tendrá su protocolo. Te puedo contar cómo es el protocolo para las ciencias físicas, porque es lo que conozco. Si quieres saber cómo un antropólogo, historiador, o biólogo se cerciora de que los conocimientos que adquiere son veraces, tendrás que preguntarle a uno, porque yo sólo puedo conjeturar.

Puedes decir que las paraciencias (o pseudociencias) son "otra" ciencia, y que por tanto no se les puede aplicar los protocolos conocidos. Bueno, la pregunta del millón es : ¿Cual es protocolo correcto entonces? ¿Cómo sabes que ese protocolo te proporciona concimientos veraces?

Y si hasta ahora nadie ha establecido ese protocolo, ¿cómo se que las afirmaciones que ya existen son veraces?

Pero hay otro problema: La mayoría de las veces, las "paraciencias" se meten en campos de ciencias "oficiales": física, biología , neurociencia , medicina, historia, etc... Si la paraciencia se mete en esos campos, entonces tendrá que ser analizada con esos mismos protocolos.

Por ejemplo , si se afirma que tal fenómeno es debido a la mecánica cuántica, se tendrá que tener en cuenta lo que diga la mecánica cuántica al respecto. Pero si cuando se hace se dice que el protocolo usado para validar la cuántica no es válido para analizar el fenómeno (que se dice basádo en la cuántica), se está haciendo trampas.

Que queda mucho por descubrir, nadie lo niega. Pero también es cierto que ya hay cosas descubiertas, y no vamos a hacer una teoría nueva que explique nuevos fenómenos, pero a la vez sea contradictoria, o no tenga en cuenta los fenómenos que ya conocemos y que están explicados y comprobados.

Anónimo dijo...

Alguien ha dicho que se debería decir interactuar en vez de interaccionar, pues bien, es al revés, interactuar no aparece en el DRAE, e interaccionar sí: ejercer una interaccción

http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=interactuar

http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=interactuar

Curioso porque yo habría dicho lo mismo que el usuario Damián Fernández Beanato, y sin embargo la RAE nos dice que interactuar no existe, la palabra correcta es interaccionar.

JCP (Veragua) dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Hola, Julio, sigo revisando tu blog con interés:

Disculpa mi grosería, pero guiado por la curiosidad, he indagado en tu formación. Corrígeme si me equivoco, pero creo que eres arqueólogo (eso he leído en un diario que te mencionaba).

Es una profesión admirable y siento cierta envidia, lo reconozco, pero, francamente, no te coloca en situación de pontificar sobre Física con el desparpajo que lo haces.

Antes te he reprochado una cierta falta de rigor en tus cálculos, un cierto toque "artesanal", y ahora entiendo el porqué.

Eres un hombre culto, y reconozco que tus conocimientos de Física son más que respetables dada tu formación supuesta (de hecho, doy por seguro que posees alguna ingeniería o similar que no se menciona en esta fuente).

Pero, por desgracia, se te notan ciertos boquetes formativos en cuestiones tan sutiles como ésta.

Tus conocimientos de Física Cuántica son superficiales, me temo. Te has quedado en la cáscara y se te ha escapado viva la esencia.

No, no soy Heisenberg, pero permíteme que desde la modestia haga algunos comentarios al respecto que quizás te ayuden a rectificar ciertos errores conceptuales y simplificaciones:

Cuando dices que los efectos onda-partícula no son relevantes para un objeto de masa ordinaria (tu preso), te equivocas en parte. Confundes la longitud de onda de Broglie que, efectivamente es h/mc, y por tanto minúscula, con el "tamaño cuántico del objeto", por así decirlo. ¿Qué "tamaño" tiene un electrón en una órbita de Bohr? Un múltiplo entero de su longitud de onda Broglie, como sabrás. Y un numero entero puede ser el 1.000.000.000.000.000,¿verdad?, así qué ¿cuánto "mide" el electrón?

Si vamos a la Física Cuántica en serio y no a estas aproximaciones semiclásicas (que son origen de ciertas confusiones), en realidad, el electrón no tiene ningún "tamaño" en absoluto (y no digo que sea puntual, no):según el contexto (la energía, las condiciones de contorno...) puede ocupar eventualmente el universo entero simultáneamente.

Lo más parecido a "tamaño" que se le puede definir, de hecho, es lo siguiente:

"Región del espacio donde la probabilidad de encontrar dicha partícula es distinta de cero"

Y eso, amigo mío, depende de las condiciones (es decir, de las circunstancias): como he dicho, podría ser tan grande como el universo entero.

Pondré un ejemplo sencillo:

Si tú coges la ecuación de Schrödinger y la resuelves para un electrón encerrado en una caja (problema de la caja potencial; es un típico problema académico), descubrirás que es igual de probable (a grosso modo y con un pequeño "pero") encontrar el electrón en una esquina o en centro. Y eso, sorprendentemente, no depende cualitativamente de lo grande que sea la caja: si tu soltaras un electrón en el centro de una caja donde cupiera la Tierra entera, un instante después, sería igual de probable encontrarlo en la esquina o en el borde, a 6000 km. ¿Sorprendido?

Anónimo dijo...

Pues esto te va a encantar: la expresión matemática de la solución no depende cualitativamente de la masa del objeto: si, amigo, para "tu preso" ocurre lo mismo.

El hecho de que eso no sea así (por desgracia para el imperfecto) tiene que ver con el hecho de que los objetos, al estar constituidos por una enorme cantidad de partículas, son en realidad paquetes de ondas que "interfieren" (por así decirlo y valga la licencia). Pero descartar que puedan existir interacciones distancia entre objetos macroscópicos con el argumento que tú lo haces es falso. De hecho, tales efectos cuánticos macroscópicos existen. La superconductividad, por ejemplo, tiene algo que ver con ello.

Por otro lado, y ya que hablamos de interacciones a distancia, te sugiero que investigues sobre la llamada paradoja Einstein-Podolsky-Rosen y de su confirmación experimental: cierta "información", como el spin "medido", puede propagarse instantáneamente a distancia ilimitada (de hecho, al parecer, más rápido que la luz).

Todo esto, explicado por un "profesional", lo puedes encontrar en "La Nueva Mente del Emperador", de Roger Penrose -Profesor Emérito de Matemáticas en la Universidad de Oxford y quizás el más brillante físico vivo, añado-. Te sugiero que lo leas en cuanto puedas porque te revelará una interpretación de la Mecánica Cuántica mucho más abierta y compleja de la que estás manejando.

Por cierto, Penrose a estado trabajando en otro fenómeno "cuántico macroscópico": la consciencia. Está convencido que eso que llamamos consciencia no es más que un efecto de la interacción a distancia de los electrones en ciertas estructuras neuronales llamadas microtúbulos.

Y hay que decir que Penrose, por lo que yo sé, y sobre esta base, admite cierta verosimilitud teórica al fenómeno de la telepatía.

Un abrazo de nuevo.

Julio dijo...

Disculpa mi grosería, pero guiado por la curiosidad, he indagado en tu formación. Corrígeme si me equivoco, pero creo que eres arqueólogo (eso he leído en un diario que te mencionaba).


Lo siento. No soy arqueólogo. Te has informado mal. Soy físico.

De Penrose, algo he oído de lo que escribe, pero que sea matemático físico, o master del universo no le da razón por serlo. Que demuestre lo que dice. Eso es lo que tiene que hacer, no escribir libros.

Julio dijo...

Por cierto, no es lo mismo un electrón encerrado en una caja estrecha, que una caja del tamaño de la Tierra.

En la primera, aparecen fenómenos de cuantización de energía, sería un electrón confinado, mientras que en la segunda, esa cuantización sería tan "fina", que el electrón sería indistinguible de un electrón libre sin reglas de cuantización en su energía.
Por aquí

Julio dijo...

¡Ah! Y la superconductividad tiene un origen microscópico, de pares de electrones que "atraviesan" imperfecciones en un material, que a nivel macroscópico se presenta como superconductividad, igual que el hecho de que unos material conduzcan y otros no también tiene origen cuántico.

Una cosa es que el efecto se de a nivel cuántico, otra que no tenga su repercusión macroscópica. Pero lo que no vas a conseguir es que el efecto a nivel cuántico aparezca tal cual a nivel macroscópico: el preso sigue sin atravesar los barrotes.

Anónimo dijo...

Me alegra vérmelas con un colega y disculpa por mis pésimas fuentes.

No obstante, eso no mejora la situación la empeora... Ahora si que lo "flipo" con tus simplificaciones.


Gracias por ponerme la ecuacíón de la caja potencial unidimensonal: me trae buenos recuerdos", pero no estoy en absoluto de acuerdo cin tus consideraciines para una caja "enorme".

La ecuación de Schrödinger es la misma, y sus soluciones tambien. El simple hecho de que haya paredes (aunque esten a dos años-luz) ya cuantifica los estados. Vamos, que a groso modo (respecto al núcleo de mi argumentación) nada cambia. Esa frontera entre lo cuantico y clásico que tratáis de imponer algunos por el simple hecho de que os incomoda que un gato pueda estar "vivo, muerto y en un infinita cantidad de combinaciones complejas de ambos estados simultaneamente" -divertida paranoía, lo reconozco-, no se comparece con la realifad objetia del mundo.

Penrose, precisamente, pone un brillante contraejemplo basado en un foton que atraviesa un espejo transparente inclinado 45ª y que te recomiendo leas.

Ah, y el Penrose, no es "fisico matematico" a secas. Es el tipo que obtubo los Teoremas de la Singularidad junto con Hawking. Vamos, que nos es Octavio Acebes ni la pitonisa Lola. ¿Puede equivocarse? Claro. Pero, créeme, sus arguementaciones merecen ser escuchadas, cosa que tu no pareces estar dispuesto a hacer.

Tipos como él, abiertos y creativos, son la Ciencia.

Anónimo dijo...

P.D: Perdón por los errores ortógraficos, debí leerla antes.

Julio dijo...

Bueno, pues lo siento por tí si eres incapaz de vivir con simplificaciones. (si será por simplificaciones en la física, uf!)

En este blog solo trato de divulgar un poco, lo suficiente como para que se comprenda en qué se equivocan misteriólogos y demás.¿Crees que era necesario hablar de la ecuación de Schrödinger, autovalores, autoestados, degeneración,notación de bra's y ket's, teoría de perturbaciones, etc...? Si lo que buscas es un libro de texto, entonces te recomiendo el Cohen.

Un electrón confinado en 8 nanómetros, o un electrón confinado en 2 años-luz, sí, formalmente, teóricamente, tendrán ambos estados discretos, y ni siquiera lo he negado. Ahora,la separación entre estados es inversamente proporcional al cuadrado del tamaño del recipiente. ¿Qué diferencia de energía crees va a haber entre dos estados discretos?¿Crees que será necesario tratar el sistema discretamnte, o que no encontrarás diferencias con un tratamiento continuo de la energía? Ya te lo he dicho en otra parte: la simplificaciones son todo lo válidas que el error permite.

O será que soy de Física Aplicada, y tú de Fundamental.

Desconozco el argumento de Penrose del espejo, pero me lo leeré gustoso si encuentras un enlace. Pero sigo insitiendo que la ciencia no se hace escribiendo libros, sino desrrollando teorías, y falsándolas en experimentos que se somenten a debate en las publicaciones pertinentes.

Del gato de Schrödinger, no se por qué dices que me incomoda. Quizás sea a tí a quien le incomode que elimine la consciencia de la persona del acto de observar.

Julio dijo...

-Cuando digo "hacer entender en que se equivocan misteriólogos...", no me estoy refiriendo a gente como Penrose. Entender en qué podría estar equivocado él es algo maś complicado, que atañe más al debate cientifico/académico

Sin embargo, los misteriólogos (lease Pedro Amorós, Iker jiménez, brujas lolas, y demás fauna...) se apoyarán en Penrose sin siquiera entender lo que dice.