viernes, julio 22, 2005

Rezos contra la sequía

El periódico “La Razón”, informa de la siguiente noticia:

Monseñor Herráez pide oraciones para que llueva

Madrid- El obispo auxiliar de Madrid, monseñor Fidel Herráez, se dirigió ayer a los sacerdotes para rogarles «encarecidamente» que «eleven preces en todas las iglesias pidiendo a Dios que envíe la lluvia que tanto se necesita». Además, invitó a pedir «la mediación de Nuestra Señora con el rezo del rosario por esta intención». Mediante una carta dirigida a los sacerdotes de las parroquias y lugares de culto, el arzobispado recuerda que la actual sequía es «una realidad que nos va preocupando a todos cada vez más». La petición que el prelado sugirió que se añadiera en la oración de los fieles durante la eucaristía es: «Para que Dios Padre Todopoderoso, en quien vivimos, nos movemos y existimos, nos conceda la lluvia necesaria y así, ayudados con los bienes de la tierra, podamos aspirar confiadamente a los bienes del cielo. Roguemos al Señor».


¿Y por qué solo rezar? ¿Por qué no también danzar alrededor de un totem, mientras se sacrifica una vaca, una oveja o una joven virgen, que satisfaga al dios de turno? Quizás porque no es su religión, pero su idea tiene la misma validez que esta otra (ninguna).

Claro que lo que más curiosidad produce es cómo alguno de estos métodos podrían conseguir evaporar agua, hacer que ascienda por la atmósfera, se condense, y vuelva a caer al suelo en forma líquida. Es un proceso bastante estudiado, y de momento no hace falta añadir seres sobrenaturales para entenderlo. El Señor obispo auxiliar parece no conocer la navaja de Occam

Y es que la religión no deja de ser un pensamiento mágico, como puede ser cualquier pseudociencia: creencia en seres o fenómenos no comprobados científicamente, e incluso contrarios al conocimiento obtenido tras años de estudio. Creencias que son irrefutables, por mucho que experimentos, o cualquier otro tipo hallazgo lo contradiga, porque siempre queda el recurso de añadir hipótesis ad hoc que expliquen esa supuesta falla: si encontramos fósiles que concuerdan con la teoría de la evolución, es porque Dios los puso ahí , para que nosotros pensaramos que es cierta. Cualquier suceso, bueno o malo, es porque Dios así lo quiso.

Me pregunto cual será la excusa si tras los rezos seguimos con la sequía. Probablemente, será culpa de la aprobación de los matrimonios homosexuales, o de la nueva ley de enseñanza que permite la libre elección entre dar o no religión (adoctrinamiento) en la escuela pública, o quizás sea culpa de los si maestros de religión, de cuyo sueldo (pagado con dinero público, a pesar de ser nombrados por autoridades eclesiásticas) se les reclama ahora un 2% para financiar la iglesia, deciden no pagarlo. Y es que los dioses se molestan por cualquier cosa que hagan unos insignificantes humanos, que viven en un insginificante planeta, de un insignificante sol de una insignificante galaxia, de un universo en el que no hemos encontrado aún rastro o necesidad alguna de añadir tales seres para explicar su evolución.

Malo es el pensamiento mágico, pero peor aún es que se intente imponer esa forma de ver el mundo.

Señor obispo auxiliar, me permito recomendarle un enlace, donde podrán contactar con gente que le explicará por qué no llueve, y si llueve, por qué no hace falta intervención divina: Instituto Nacional de Meteorología


Lectura recomendada

Los mitos sobre los orígenes

4 comentarios:

Manolo "elmas" dijo...

Y luego los mismos mitrados echan pestes de los zahoríes porque los consideran atrasados y fundadas sus prácticas en la charlatanería y en la superstición. ¿Qué diferencia hay entre ellos, me pregunto?

Free-ky dijo...

Con obispos así, Julio, me averguenzo, y no me extraña que se piense lo que se piensa. Esto es meter la pata y no entender nada de Teología (ni de Ciencia).

Si tuviera Herranz un blog se iba a enterar.

Saludillos

SergioMex dijo...

Pues también habrá que decirle al Arzobispo que el astrólogo preferido del Grupo Charlatanes le puede dar una explicación y entonces las oraciones tendrán que dirigirse a Marte y los planetas Jovianos.
La solución la tendremos para la lluvia y los problemas de la humanidad, cuando podamos mover esos planetas a los a los trigonos, oposiciones y puntos necesarios de acuerdo a las recetas astrológicas
Saludos

Anónimo dijo...

Que no SergioMex, que no has entendido la astrología, para lo que sirven los trígonos, oposiciones y demás, es para provocar catastrofes, tipo tifón, ola de calor, o si se tercia sequía (aunque eso todavía no lo ha estudiado nuestro astrólogo favorito). Lo que hay que hacer es exactamente lo contrario, que los planetas NUNCA esten en un trígono, oposición o similar, y así todo sera ligth ligth, como el 2004.
Lo malo es que tampoco puede hacerse eso, porque si la NASA (por ejemplo) lo hiciera, seguro que aperecería algún astrólogo poniendole una demanda por alterar el curso natural del cosmos o algo similar, y aunque no ocurriera ninguna catastrofe de esas gordas gordas, seguro que habría alguna pequeña, y no veas la indemnización que le tendría que pagar la NASA (o quien osara alterar el curso de los planetas) por ello a los afectados.
De modo que esa propuesta es también imposible, y habrá que aguantarse con la sequía.