jueves, septiembre 11, 2008

11-S: Análisis crítico

¿Por qué 4 aviones secuestrados volaron hasta una hora sin ser interceptados?

¿Se demolieron las torres gemelas con explosivos?

¿Cómo pudo caerse la torre 7, si allí no impactó ningún avión?

¿Por qué las baterías antiaéreas del Pentágono no derribaron el avión que se le venía encima?

¿Cómo un piloto mediocre al que no le quisieron alquilar una avioneta pudo pilotar y hacer acrobacias con un Boeing?

Todos sabemos que el 11 de septiembre de 2001 ocurrieron en Estados Unidos unos hechos terribles que costaron la vida a miles de personas. Un tiempo después de los fatídicos atentados, empezaron a surgir teorías según las cuales el gobierno estadounidense estaría implicado de alguna forma en ellos.

Estas ideas se vieron reforzadas por la aparición de determinados libros, vídeos y sitios web que ponían en duda la versión dada por prácticamente todos los medios de comunicación sobre Al Qaeda y el integrismo islámico como origen de la planificación y autoría de los atentados. La idea general sería que el gobierno habría tomado parte activa en una conspiración para perpetrarlos.

Igualmente empezaron los debates acerca de la veracidad tanto de la versión oficial, como de la verosimilitud de las teorías de la conspiración, muy salpicadas de connotaciones políticas y económicas.

11-S: Análisis crítico es una iniciativa de la Red crítica del 11-S para tratar de dar respuesta a dudas y preguntas frecuentes en relación con los atentados sucedidos en Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001.

Dado que ha habido muchas manipulaciones de información en relación a los mismos, creemos que es necesaria la divulgación de las pruebas junto con un análisis de las conclusiones que podemos extraer de ellas, para tratar el tema con la objetividad que merece, despojándolo de amarillismos, verdades a medias y mentiras llanas. No pretendemos realizar un análisis sociopolítico basado en conjeturas o especulaciones, sino que nuestro foco se centra en observar los hechos físicos y las pruebas para deducir las conclusiones pertinentes a partir de ellas, no en hacer una interpretación política creativa.

Esperamos cumplir este cometido, pero no somos infalibles. Estamos abiertos a cualquier discusión y crítica sobre los contenidos de la web. Por motivos prácticos, creemos que lo mejor para este tipo de discusiones es este subforo, del foro Misterios de Todo a Cien, donde cualquier persona puede intervenir sin necesidad de registrarse.

29 comentarios:

Gibarian9 dijo...

Estupenda página,como siempre,y creo de recomendada lectura.
Enhorabuena

skizo dijo...

¡Un sobresaliente por tan estupenda web!

Te leo desde hace tiempo, y me ha encantado que hayas dado un paso mas con esta web. Por fin muchas de las TC tendran una contra seria, rigurosa y critica.


Saludos.

El Eséctico dijo...

No tuve tiempo todavía de leer todos los artículos, pero con lo que leí hasta ahora y viendo la seriedad de sus autores no me cabe la menor duda que es lectura obligada para cualquiera que quiera conocer la verdad, con documentación y fuentes fidedignas.

Justamente lo contrario que hacen los oneztos e hintrépidos himbestigadores de los misterios misteriosos.

Otro golpe duro a la charlatanería.
Felicitaciones Julio.

Anónimo dijo...

Otra gran perdida de tiempo Julio. ¿Desde cuando es de domino cientifico la investigacion de las conspiraciones?. Estas metiendo a la ciencia en un terreno propio del mito o la leyenda, en concreto, en aquel paratado de expediente X que dice... "La conspiranoya es producto de gente que no tiene sentido comun, y que investiga que la culpa de un accidente aereo ha sido producto de un atentado terrorista desde dentro del gobierno"

Pierdes tu tiempo de manera ridicula, metiendote en terrenos que ni entiendes ni dominas. Eso es lo que hace la paraciencia, investiga mas alla de los topicos que usais los que os llamais academicos, pero olvida que investigar mas alla de los topicos, esta muy mal visto por la ciencia, por que ese mas alla segun la ciencia no existe.

¿A que viene estar del lado de los cientificos y luego meternoes estas densas charlas para desacreditar a un simple radar que ha sido construido con la mejor cienci disponible? eso no esparanormal?

Anónimo dijo...

No tuve tiempo todavía de leer todos los artículos, pero con lo que leí hasta ahora y viendo la seriedad de sus autores no me cabe la menor duda que es lectura obligada para cualquiera que quiera conocer la verdad, con documentación y fuentes fidedignas.

Justamente lo contrario que hacen los oneztos e hintrépidos himbestigadores de los misterios misteriosos.

Otro golpe duro a la charlatanería.
Felicitaciones Julio.


"Te corrijo por que eres de esos creyentes que cren en aquello que decia Chris Carter en los Expendientes X; La verdad esta ahi fuera"

LA VERDAD DEPENDE SIEMPRE DEL PUNTO DE VISTA... y elpundo de vista del que tiene todos los datos, y no solo cuatro para montar una teoria que no se agunta ni con superglue. te queda aun mucho por ver.

El Eséctico dijo...

mmmmm
Si, pero las "teorías" conspiranóicas con respecto a este tema están pegadas con moco y bien regadas de libritos y DVDs para fomentar el negocete turbio que es...

Anónimo dijo...

En cambio, la teoría conspiranoica oficial (la de que fue Al Qaeda) no recurre sólo a DVDs ni a libros. Tiene un negocio mejor:

http://www.periodicocnt.org/276feb2002/mundo/archivos/mundo02.htm

¡Un oleducto en Afganistán!

En cuanto a los DVDs el negocio es bastante malo si tenemos en cuenta que no se venden en tiendas y casi todos los vídeos están gratis en Google Videos.

BM dijo...

Acabo de encontrar este blog, desde el blog de otro conocido y me ha parecido interesante.

Respecto a la supuesta conspiración del 11-S, el mundo está lleno de cospiranoicos. Échale un vistazo a cualquiera de las decenas de blogs clónicos de FCO. MORENO MECO (basta que busques en Google para encontrarlos). Es el mayor conspiranoico del momento. Está convencido de que la Iglesia, aliada con los lobbies judíos, tienen secuestrada la física desde Galileo, y que toda la física actual es mentira. Es gracioso ver como intenta argumentar que la Tierra se está precipitando contra el Sol, la Luna, por el contrario, se aleja de la Tierra o que la presión atmosférica es la mitad de la que en realidad es, aprovechando de paso para meterse con Torricelli, por eso de que era jesuita (a los que tiene especial manía).

Volviendo al asunto del 11-S, creo que hasta en Madrid hay una asociación que se llama algo así como "Queremos saber la verdad". Vamos, una panda de aburridos que seguramente harían buenas migas con el Moreno Meco, y que se dedican a montar concentraciones frente a la embajada americana. Que manda huevos.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Conspiración del Movimiento por la Verdad del 11-S

Hay una ridícula teoría conspiratoria que dice que los atentados del 11-S fueron permitidos u organizados por la misma Administración de EE UU. Se ha organizado el llamado "Movimiento por la Verdad del 11-S".

Es obvio que este movimiento, por tanto, constituye una conspiración destinada a hacernos creer que existió una conspiración gubernamental. Conspiran para que creamos que el Gobierno conspiró. Entonces, la conspiración que existe es la de los que dicen que hubo una conspiración y quieren que otros crean que existen consiraciones. O sea, se conspira para hacer creer que otros conspiraron. ¡Un trabalenguas!

Sigamos, el Movimiento por la Verdad es una conspiración organizada para calumniar al gobierno de EE UU (que es requetebueno y no sólo en ese aspecto). Esto es una prueba de enajenación mental en la que partcipan pilotos de aviación, arquitectos e ingenieros, científicos, bomberos, Licenciados en Derecho, testigos, veteranos, etc...

Por tanto, se trata de una enajenación mental que afecta a amplios sectores de la sociedad estadounidense. Lo que no tiene nada de extraño. Si hay que creerse que la mayoría de la población está loca, se cree y punto. Un buen lameculos escéptico sabe que los fenómenos paranormales son un fraude pero, en cambio, los gobiernos nunca cometen fraudes.

Además el Movimiento por la Verdad está organizado para conseguir dinero. Aunque como son tantos, en el reparto van a tocar a poco cada uno. Bueno, pues consiguen fabulosos beneficios de: ¿Vender vídeos? algunos se venden pero la mayoría están gratis en Google Videos [13]. Venta de camisetas, fabuloso negocio que genera ventas multimillonarias mucho mayores que las compañías petroleras. Donativos a través de Paypal (por cierto, que algunas web de lameculos escépticos también aceptan pagos por Paypal).

En cambio, la Administración de EE UU es bastante pobretona y no tiene dinero para pagar lameculos escépticos ni tienen intereses éspureos ni hacen negocios con compañías petroleras ni hacen negocios con un oleoducto en Afganistán [14]. Como es bien sabido, la venta de camisetas mueve muchísimo más dinero que la explotación, distribución y venta de productos derivados del petróleo.

Además, todos los del Movimiento por la Verdad creen que Elvis está vivo. Ya sé que esto es mentira y además no viene a cuento ni está relacionado con el asunto, pero es lo que se pone siempre al refutar teorías conspiratorias.

Anónimo dijo...

HAGA SU PROPIA TEORIA DE LA NO-CONSPIRACIÓN

Para refutar las teorías conspiratorias se pueden usar las siguientes medios:

Una forma de refutarlas serían usar argumentos racionales sobre la posible existencia o no de una conspiración determinada. Esto, sin embargo, tiene una serie de inconvenientes: a) eso de razonar es muy cansado. b) además hay que examinar todas las teorías conspiratorias una por una. Además, algunos lameculos escépticos le tienen aversión a usar razonamientos.

Por eso es mejor usar los métodos siguientes:

Use continuamente las palabras "paranoia", "conspiranoia", etc...

Haga burlas y sarcasmos sobre la teoría. Aprenda a decir: "¡Ay que risa! ¡La CIA!". Practique hasta conseguir el tono de voz adecuado.

Venga o no a cuento, mencione la Navaja de Occam y diga que, según ella, la teoría conspiratoria es falsa.

Haga una lista de las teorías conspiratorias más ridículas y compárelas con las teorías conspiratorias que quiera refutar.

Dé por supuesto, aunque sea mentira, que el que cree en una teoría conspirativa también cree en todas las demás teorías conspirativas.

Por supuesto, nunca olvide mencionar la teoría de que Elvis está vivo, aunque no tenga ninguna similitud con la teoría conspiratoria que quiere refutar.

Diga que todos los que creen en la teoría conspiratoria están locos. Dígalo aunque resulte que el 80 % de la población esté loca y los psiquiatras no lo hayan diagnosticado.

Por supuesto, nunca debe mencionar las teorías conspiratorias que han resultado ser ciertas.
Si alguien menciona una conspiración que realmente ocurrió, niegue que fuese una conspiración. Si consigue cambiar el significado de las palabras con suficiente habilidad, tiene mucho ganado.
Recuerde los dos principios siguientes:
Si es una conspiración, no ha ocurrido.
Si ha ocurrido, no es una conspiración.
Si sabe manejar adecuademente estos dos principios, podrá triunfar en las controversias.

Nunca mencione el significado jurídico de la palabra conspiración. Ya se sabe que los legisladores, profesores de Derecho Penal, jueces, fiscales y abogados son todos unos conspiranoicos.

En el peor de los casos, debe usted decir: Donde dije digo, digo Diego. "Pero si yo no he dicho nunca que no existan las conspiraciones."

Anónimo dijo...

Características típicas de teóricos de la no-conspiración

1. Arrogancia y prepotencia.

Los no-conspiracistas son arrogantes y, en vez de argumentar, se dedican a argumentos ad-hominem y a ridiculizar.

2.-Implacabilidad.

Insisten una y otra vez en la no existencia de la conspiración, no importa cuantas pruebas haya. Además, (por el punto 1.), aunque les escuches noventa y ocho veces, la nonagésimonovena, cuando digas, "no, gracias", te volverán a llamar "chiflado". Por otro lado, son capaces de resumir todo. Todo lo resumen en la frase "chiflado conspiranoico".

3. Poca aptitud para responder preguntas.

Para gente que anuncian insistentemente su adhesión al principio de preguntarlo todo, son tremendamente pobres en sus respuestas a preguntas directas de los escépticos sobre las denuncias que hacen.

4. Adhesión a ciertas frases hechas.
Por ejemplo, "chiflado conspiranoico", etc...

5.- Falta de habilidad para usar o entender la Navaja de Occam. La sacan a relucir continuamente venga o no a cuento.
Apoyándose en el principio 4.), los teóricos no-conspiracionistas nunca se dan cuenta de que las pequeñas contradicciones en las versiones alternativas que desechan son mínimas al lado de los enormes, abismales agujeros en lógica, probabilidad y pruebas de la versión oficial. Además cuando se habla de versiones alternativas, sólo se fijan en la más ridícula.

6.-Incapacidad de diferenciar las pruebas buenas de las malas.
Los teóricos de la no-conspiración no tienen tiempo para revisiones, conocimientos científicos, o respetabilidad de las fuentes. El hecho de que una denuncia haya sido hecha por alguien en alguna parte es suficiente para que ellos la reproduzcan y exijan que las preguntas a las que conduce deben ser respondidas, como si en la investigación intelectual fuera cosa de responder a cada rumor. Mientras hacen eso, por supuesto, piden que se tengan "mentes abiertas" e insultan a los teóricos de la conspiración por no hacerlo.

7.- No son capaces de retractarse.
Raro es el día en que un teórico de la no-conspiración admite que una versión oficial ha sido errónea. Además, son aficionados (véase 3.) a la técnica de evitar las discusiones sobre sus denuncias "empantanando" (amontonando más afirmaciones en lugar de responder a las objeciones escépticas hechas a la anterior).

8.- Saltos en las conclusiones.
Los teóricos de las no-conspiraciones son muy entusiastas declarando a la versiones alternativas totalmente desacreditadas sin tener ni remotamente razones para hacerlo. Por supuesto esto les permite apoyarse en la frase entrecomillada de Conan Doyle de 4.) Pequeñas contradicciones en el relato de un suceso, preguntas sin importancia no respondidas, problemillas en diferencias de gestión frente a sucesos parecidos previos tratados de otra forma son más que suficientes para declarar la versión alternativa desacreditada total y definitivamente. No hay que decir que no es necesario probar que esas contradicciones son relevantes, o que siquiera existen.

9. Niegan rotundamente incluso la posibilidad de la conspiración, sin ni siquiera examinar las pruebas, no importa cuantos precedentes históricos haya.
10. No es nunca una conspiracion y es asi, ¿O no?
El cuerpo no ha sido descubierto antes, la bomba no explotó, la misma gente reproduciendo el mismo viejo argumento, demandando que hay preguntas que necesitan ser contestadas en la misma insoportable longitud. Porque la cosa mas importante sobre esta gente es que carecen enteramente de la capacidad de discriminar, no pueden distinguir una teoria buena de una mala, de una evidencia buena a una mala ni distinguir una buena fuente de otra mala. Por esa razon saltan siempre con la misma respuesta cuando ellos hacen la misma pregunta.

11. Extrema sencillez.
Los anti-conspiracistas resuelven todas las controversias de forma muy sencilla, recurriendo sólo a dos palabras: "chiflado conspiranoico".

[editar] Peculiaridades
Las teorías anti-conspirativas exigen una visión simplista del mundo; todas las personas se dividen en tres grupos:

1.- Divulgadores de la teoría conspirativa. Muy malos y que sólo pretenden hacer negocio vendiendo libros.

2.- Negadores de la conspiración. Un grupo de idealistas bondadosos, de defensores de la libertad que salvan al mundo del gran poder y corrupción que lo dominan.

3.- Chiflados. Personas que, por patología mental, creen en la teoría conspirativa. Esto lleva en ocasiones a ampliar la cantidad de gente con trastorno mental, llegando incluso a afirmar que un porcentaje altísimo de la población está loca.

Las teorías anti-conspiratorias son intrínsecamente sectarias. Evolucionan rápidamente hacia un sistema cerrado de creencias. ¿Por qué no hay pruebas? Porque jamás se reconoce que sean pruebas. ¿Cómo lo sabemos? Porque están locos.

Es decir: las teorías de la no-conspiración son una cuestión de fe. No hay ninguna prueba, de ningún tipo o cantidad, que pueda convencer de su error a un anti-conspiración (un convencido de la no conspiración). Su fe se encuentra instalada al margen de la realidad.

Julio dijo...

Al parecer, el último argumento conspiranoico que queda en pie se reduce a "semántica"

Lástima que la semántica no demuestre que las torres gemelas cayeron por una demolición controlada, ni que se estrelló un misil en el pentágono, ni que el gobieron americano conspiró contra sí mismo.

Anónimo dijo...

El gobierno americano no conspiró contra sí mismo, sino contra unos cuantos ciudadanos entre los cuales no estaban, claro está, nadie del gobierno.

Julio dijo...

Pero aparte de la semántica, ¿tienes algo para demostrar que las torres fueron demolidas por explosiones, que el WTC7 también, que en el pentágono se estrelló un misil y que el UA93 fue derribado?


Mira, por si te sirve de consuelo, o algo: Sí, hubo una conspiración(*) de un grupo de musulmanes integristas con el objetivo de secuestrar unos aviones y estrellarlos contra edificios significativos estadounidenses

(*)¡Oh, lo que he dicho!. He dicho conspiración; he dicho que ¡las conspiraciones existen! Igual ahora soy quemado por hordas de escépticos comeniños amantes de las barbacoas

Pedro Gimeno dijo...

«El gobierno americano no conspiró contra sí mismo, sino contra unos cuantos ciudadanos entre los cuales no estaban, claro está, nadie del gobierno».

Dudo que Ted Olson esté de acuerdo con eso.

-- Pedro Gimeno

Anónimo dijo...

Por ejemplo, las Madres de la Plaza de Mayo. Estaban muy lejos de la modestia. Eran suspicaces. Se habían impuesto una tarea: sacar a la luz el complot de los militares para secuestrar, torturar y matar a sus hijos. Sabían que la verdad es que la versión de los militares era mentira. De ese modo, emprendieron su busqueda con la firmeza del iluminado y la tenacidad del ignorante.

¡Ay, las Madres de la Plaza de Mayo! Tan inoportunas, tan pesadas, tan pelmazas. Tan creídas de tener una misión providencial. Tan chifladas. Tan conspiranoicas.

Tan pesadas y tan inoportunas como los del Movimiento de la Verdad del 11-S.

Personas así de pesadas e inoportunas son las que necesita este mundo.

Anónimo dijo...

Lameculinoico

Lameculinoico (del español lameculos y paranoico). Se dice de la persona que es un borrego sensata y razonable y se da cuenta de que los gobiernos, organizaciones y empresas son buenísimos y nunca cometen fraudes ni conspiran.

Un chiflado lameculinoico sabe que, por alguna extraña razón, los gobiernos y empresas solamente pueden planificar cosas buenas pero nunca pueden o nunca tienen interés en planificar cosas malas o delictivas. Un chiflado lameculinoico, por tanto, sabe que las personas condenadas por conspiración por los Tribunales han sido víctimas de un error judicial. Es la mala pata de que les tocase un juez magufo.


Historia [editar]El asesinato del presidente de EEUU John F. Kennedy provocó una respuesta del público sin precedentes. En vez de creerse como buenos borregos la versión de la Comisión Warren, muchos ciudadanos tuvieron la extraña e insólita idea de que tal vez hubiese algo más en el asesinato. Cría cuervos y te sacaran los ojos. Unos ciudadanos que no se creen a pies juntillas lo que dicen las versiones oficiales son muy malos y muy traviesos.

Estos chiflados lameculinoicos que aparecen en la imagen saben que los gobiernos son requetebuenos y nunca conspiran.En búsqueda de respuestas a tal pregunta, hubo una serie de sociólogos y psicólogos que tomaron interés por las teorías conspirativas, que consisten en que un ciudadano tenga la absurda y ridícula idea de que le están mintiendo. ¡Con lo requetebuenos que son los políticos!

En búsqueda de soluciones, surgieron varios chiflados lameculinoicos. Uno de ellos fue Daniel Pipes. Este chiflado lameculinoico usa frecuentemente el término "teoría conspirativa"[1]. Pues bien, incluso él reconoce que algunos informes los hizo por encargo de la CIA[2].

Es obvio que la CIA es requetebuena y se preocupa por los ciudadanos. Por eso quería combatir las creencias irracionales, tales como las teorías de conspiración sobre Kennedy. Sin embargo, la CIA jamás ha intentado combatir creencias irracionales de verdad, tales como la Astrología. Alguna persona suspicaz y malintencionada (lo contrario de un borrego buen ciudadano) podría decir que si la CIA se preocupó de dichas teorías fue, precisamente, porque dichas teorías no eran en absoluto irracionales.

El informe de la comisión Warren ha sido contradicho por el Comité Selecto de la Cámara sobre Asesinatos, establecido en 1976, que en su informe final concluye que el presidente John F. Kennedy fue probablemente asesinado como resultado de una conspiración. O sea, que al final incluso una comisión oficial aceptó la probabilidad de una conspiración. O sea, que los chiflados lameculinoicos resultaron ser más oficialistas que lo oficial. Igual que otros son más papistas que el Papa.

Pero si ya existe la palabra "conspiranoia" algo habrá que hacer con ella. Durante siglos los Tribunales han condenado a personas por conspiración. Pero desde que se inventó la palabra "conspiranoia" ¡ya no existen conspiraciones! ¡Qué bien! Fue estupendo dar con tan fabuloso invento para evitar tanto sufrimiento.

Características [editar]Los chiflados lameculinoicos tienen una visión simplista del mundo; todas las personas se dividen en tres grupos:

1. Divulgadores de la teoría conspirativa. Muy requetemalos y que sólo pretenden hacer negocio vendiendo libros.

2. Negadores de la conspiración (o sea ellos). Un grupo de idealistas bondadosos, que salvan a la opinión pública de teorías absurdas.

3. Chiflados. Personas que, por patología mental, creen en la teoría conspirativa. Esto lleva en ocasiones a ampliar la cantidad de gente con trastorno mental, llegando incluso a afirmar que un porcentaje altísimo de la población está loca.

Los chiflados lameculinoicos tienen un sistema cerrado de creencias. La negación de la conspiración es una fe incommovible. Para reconocer la existencia de la conspiración piden que haya, desde el primer momento, pruebas completas y perfectas y que, además, se tenga un conocimiento perfecto y completo de todo lo que ocurrió. Pero para un chiflado lameculinoico nunca habrá pruebas suficientes: si se le ofrecen pruebas, no reconocerá que son pruebas o pedirá más pruebas todavía, indefinidamente. Igualmente pedirá un conocimiento completo de todos los detalles de la conspiración. La negación de la conspiración se vuelve así un enunciado infalsable. En cambio, para aceptar la versión oficial no pedirá pruebas perfectas ni conocimiento completo.

Además, nunca acepta la duda como un estado intermedio entre la afirmación y la negación. Si las pruebas no son suficientes, no le vale con decir: "Pudiera ser. Se debería investigar." No, si no hay pruebas suficientes, para ellos eso equivale a la negación de la conspiración. Y recordemos que para un chiflado lameculinoico las pruebas que haya nunca serán suficientes y él siempre pedirá más.

Los chiflados lameculinocios suelen recurrir a un argumento circular: ¿Cómo sabemos que la teoría conspirativa carece de fundamento? Porque los que la sostienen están locos. ¿Cómo sabemos que los que sostienen la teoría conspirativa están locos? Porque sostienen una teoría absurda.

Las creencias de un chiflado lameculinoico son una cuestión de fe. No hay ninguna prueba, de ningún tipo o cantidad, que pueda convencer de su error a un chiflado lameculinoico. Su fe se encuentra instalada al margen de la realidad y de la razón.

Actividades de los lameculinoicos [editar]Un buen chiflado lameculinoico que se precie se dedica principalmente a las siguientes actividades:

Usar argumentos ad hominem contra los que creen una teorías de conspiración. Dentro de esta argumentación ad hominem están las siguientes.
Repetir continuamente las palabras "paranoico", "chiflado", "lunático", "conspiranoico", etc...
Entrenarse continuamente para decir la frase: "¡Ay que risa! ¡La CIA!", procurando conseguir el tono de voz adecuado.
Hablar continuamente de la Navaja de Occam, aunque no tenga nada que ver.
Asegurar, aunque sea mentira, que el que cree en una teoría conspirativa también cree en todas las demás.
Pedir a los partidarios de una teoría de conspiración pruebas perfectas y completas y un conocimiento exacto y completo de lo que ha ocurrido, cosas que, por supuesto, jamás se exigen a los partidarios de la versión oficial.
Recordar especialmente las teorías conspiratorias con menos fundamento y olvidar todas las demás.

Un buen chiflado lameculinoico debe saber actuar como un camaleón. Si es necesario debe saber decir: "Donde dije digo, digo Diego".Entrenarse en ser un experto en la ambigüedad y el doble sentido. Imitar a los camaleones. En cuanto a las conspiraciones que sí han ocurrido, cuando no hay más remedio, decir: "Donde dije digo, digo Diego. Si yo no he dicho nunca que no existan las conspiraciones."
No recordar o recordar lo menos posible las teorías conspiratorias que luego han resultado ser verdad.
Negar rotundamente que, a partir de ahora, pueda descubrirse alguna nueva conspiración, aunque en el pasado se hayan descubierto muchas.
Argumentos de los lameculinoicos [editar]El argumento favorito de los chiflados lameculinoicos es el llamar al oponente "chiflado conspiranoico". Esto, es, evidentemente, un argumento ad hominem. Hay dos clases de lameculinoicos: los que usan este argumento preferentemente y los que lo usan únicamente.

¿Y cómo se llaman los que creen en menos conspiraciones de las que hay realmente? ¿hipoconspiranoico? ¿aconspiranoico? ¿paranoico de la no-conspiración?

Cualidades de los lameculinoicos [editar]Los chiflados lameculinoicos suelen tener estas cualidades:

1. Arrogancia, prepotencia y una mala leche increíble.

En vez de argumentar, se dedican a argumentos ad hominem y a ridiculizar.

2. Implacabilidad.

Insisten continuamente en la no existencia de la conspiración. Todo sus argumentos lo resumen en la expresión "chiflado conspiranoico".

3. Poca aptitud para responder preguntas.

Son muy pobres en sus respuestas a preguntas sobre incoherencias de la versión oficial.

4. Repetición continua de ciertas frases hechas.

Por ejemplo, "chiflado conspiranoico", "¡Claro, la CIA!", etc...

5. Falta de habilidad de entender la Navaja de Occam, que mencionan continuamente sin venir a cuento.

6. Incapacidad absoluta de detectar o reconocer ninguna incoherencia ni imposibilidad en la versión oficial.

7. Memoria selectiva para recordar solamente las teorías conspirativas con menos fundamento.

8. Presumir de pensamiento crítico cuando nunca lo aplican a los políticos. Antes al contrario, tienen una adhesión servil e incondicional a la versión oficial.

9. No son capaces de recordar una teoría conspirativa que luego ha resultado ser verdad. Si se les recuerda, recurren al "donde dije digo, digo Diego".

10. Son muy entusiastas declarando las teorías conspiratorias sin fundamento aunque no tengan razones para hacerlo.

11. Niegan rotundamente incluso la posibilidad de la conspiración, sin ni siquiera examinar las pruebas, no importa cuantos precedentes históricos haya.

12. Extrema sencillez.

Los chiflados lameculinoicos resuelven todas las controversias de forma muy sencilla, recurriendo sólo a dos palabras: "chiflado conspiranoico".

Anónimo dijo...

Durante siglos los Tribunales han condenado a personas por conspiración.

Pero desde que se inventó la palabra "conspiranoia" se acabaron todas las conspiraciones en el mundo...

Fue una suerte dar con tan importante descubrimiento para terminar con tanto sufrimiento !!!

Bueno, pues vamos a seguir inventando palabras:

-Asesinanoia. ¡Ya no hay asesinats!
-Violanoia ¡Ya no hay violaciones!
-Secuestranoia ¡Ya no hay secuestros!
-Torturanoia ¡Ya no hay tortura!

Julio dijo...

¡Andá! Si está clarísimo: Las madres de la Plaza de Mayo han encontrado los restos del exposivo insonoro que destrúyó las torres.

Y Oswald ha encontrado por fin al AA77 que fue secuestrado, y llevado al Area 51 para ser reemplazado por un misil.

¡Y el anónimo ha encontrado el agujero en el fuselaje de UA93 que demuestra que fue derribado!

Gracias por abrirme los ojos!

OBU dijo...

El mismo Anónimo está copypasteando los mismos textos (que no le pertenecen) en todos los hilos de Magonia.

Ya sabemos que estos muchachos anti-sistema conspiranóicos no son de muchas "luces" precisamente.

Julio dijo...

Y no sólo en Magonia...en el foro también

Pedro Gimeno dijo...

Y en Paranormalidades, y en Sobrenatural.net, y en Natsufan, y en El hábitat del unicornio...

Se ve que en todos los sitios donde Google le sacaba una coincidencia con la palabra «conspiranoico» que tanto odia.

-- Pedro Gimeno

Julio dijo...

Debe ser la táctica esa de repetir mil veces las cosas, a ver si se convierten en realidad.

Aunque por mucho que repita que las conspiraciones (en general) existen, eso no va a hacer que la megaconspiración del 11S (en particular) sea verdad.

Anónimo dijo...

Y por mucho que se repita que algunas conspriaciones son falsas, eso no va a hacer que la conspiración del 11-S (la del hacer a propósito, no la del dejar hacer) sea falsa.

Julio dijo...

Se equivoca usted de planteamiento, Sr. Anónimo: no hay que demostrar que sea falsa. Es usted quien debe demostrar que es verdadera, igual que se puede demostrar que el colapso del WTC es cierto, igual que se puede demostrar que los terroristas aprendieron a volar, igual que se puede demostrar que en el pentágono se estrelló un avión, etc, etc ,etc.

Anónimo dijo...

¿Ya estamos con lo de la carga de la prueba?

Bien, entonces demuestra que la teoría conspirativa de Al Qaeda es cierta. Porque también es una teoría conspirativa.

Por ejemplo, demuestra que hubo secuestradores islámicos. Por cierto, que un islámico suba un avión no es, de por sí, prueba suficiente de que hubiese un secuestro.

Julio dijo...

Sí, por lo visto, eso de la "carga de la prueba" es lo que se le pide a los demás cuando uno no las tiene.

¿Secuestradores islámicos? Pues mira
- Montaron en los aviones
- Habían aprendido a volar. Tenían incluso sus permisos y certificaciones.´
- La caja negra del UA93 registró voces en árabe por parte de quienes pilotaban el avión.
- Las llamadas desde los teléfonos de los aviones que decían que unos árabes habían tomado el control del avión.
- Las investigaciones posteriores reconstruyeron los distintos viajes de los secuestradores por Afganistán.
- Se encontraron varias cartas-manuales con instrucciones espirituales y literales de cómo comportarse durante el secuestro

En fin, un resumen de todo ello, aquí

¿No te las crees, no te gustan, quieres que sean pruebas más sólidas? Pues me parece muy bien. Sólo te pediría que fueras igual de riguroso con las ¿pruebas? de la megaconspiración bushiana para ocultar el autoatentado, que por supuesto, me vas a presentar en tu siguiente mensaje

... ¿o no?

Anónimo dijo...

Y todo ello como se sabe. Porque lo dice el FBI, ¿no?

Yo creía que los escépticos no aceptaban el argumento de autoridad.

Julio dijo...

Tal y como sospechaba, las pruebas de la meganconsporación bushiana siguen desaparecidas.

Pues el FBI llevó la investigación judicial, y obtuvo los datos de la FAA, del NTSB, de academias de vuelo, del departamento de inmigración, de entidades financieras, compañias de teléfono, de American Airlines, de United Airlines... por cierto, también Iberia y Telefónica de España suministraron algún dato al FBI... ¿Están todos compinchados?

¿Y las pruebas para demostrar que fue un trabajo interno? ¡Ah! No, que eso son las tonterías escépticas de la carga de la prueba.