martes, abril 05, 2005

Como un huevo a una castaña

Todo buen vendedor de misterios no deja la oportunidad de presumir de investigar un fenómeno que la [malvada] ciencia [oficial] niega dogmáticamente. Curiosamente, el resultado de dichas investigaciones sólo puede encontrarse en un libro que él mismo ha escrito y cuya conclusión suele ser del tipo:

"Es algo muy misterioso, no hay que descartar ninguna hipótesis, seguiremos investigando"

Es decir, ha realizado una investigación que no ha resuelto nada. ¿Por qué será? ¿Quizás porque así puede escribir un segundo libro sobre el tema?. Maldades aparte, el caso es que un análisis del método empleado puede dar una respuesta bastante clara.

Las hipótesis

¿Qué haría un investigador ante, por ejemplo, las psicofonías?. No será el primero que se interese por ellas, hay miles registradas, y sin duda alguien tendrá ya alguna teoría... ¿o no?. Documentémonos pues:

Una psicofonía resulta ser una voz o inclusión que queda registrada en una grabación magnetofónica, enmascarada por el ruido, que a veces responde inteligentemente a preguntas previas que se hacen, a veces responde sin sentido, y a veces aparece la voz sin preguntar nada. ¿Qué hipótesis existen para intentar desvelar tamaño misterio? [1,2]

Hipótesis 1: Ventriloquía subliminal, emisión subconsciente de palabras que ni el mismo investigador oye.
Hipótesis 2: Impregnación ambiental, palabras y hechos que quedan grabados en el tiempo, o que llegan de otra dimensión.
Hipótesis 3: Mensajes procedentes de entes descarnados, difuntos que nos hablan desde el Mas Allá.
Hipótesis 4: Telepatía entre el investigador y el aparato, a través de ondas o partículas como el neutrino.
Hipótesis 5: La psicofonía llega desde otros planos no materiales, donde se hallan la psique y el espíritu.
Hipótesis 6: Emisiones producidas por solitones, descritos por la mecánica cuántica.
Hipótesis 7: Actividad alienígena.

En realidad se podrían añadir algunas hipótesis más, rechazadas normalmente por los himbestigadores, pero ya que hay que tener una mente abierta y no hay que descartar ninguna teoría a priori, las tomaremos en cuenta:

Hipótesis 8: Interferencias electromagnéticas, causadas por la emisión de estaciones de radio, captadas por la grabadora haciendo de antena.
Hipótesis 9: Ruido que produce pareidolia auditiva, como ocurre de forma parecida en los momentos teniente[4] de la cadena M-80, o como se puede ver en el post Momento teniente[3] del blog Uno por uno, uno; uno por uno, dos; uno por uno...

La hipótesis del fraude tampoco debería ser desacartada, pero vamos a hacer un esfuerzo y supondremos buena fe... que es mucho suponer.

Todas estas hipótesis establecen cual es el origen de la psicofonía, pero tan sólo las 8 y 9, las que podríamos considerar mundanas, ortodoxas, o pertenecientes a la ciencia dogmática, también establecen cómo se registra la psicofonía, cual es el mecanismo por el que aparece (o parece haber) una voz grabada en una cinta. En cambio, de las 1 a 7, no se puede deducir cómo llega a quedarse registrada esa inclusión. Además, requieren unas suposiciones iniciales que no están demostradas (telepatía, Mas Allá, dimensiones y planos de existencia, extraterrestres, el espíritu...). En cambio, las leyes del electromagnetismo son de sobra conocidas y usadas. Y también se sabe sobre la capacidad de los sentidos para completar lo que solo son trazos para reconocer una imagen entera. Igual con el sentido del oído.

Un buen himbestigador dirá que no descarta ninguna de las hipótesis anteriores, y que no sabe realmente qué es la psicofonía. Sin embargo, todos saben que es la técnica perfecta para averiguar qué pasó en lugares con pasados trágicos, reforzando las hipótesis 2 y 3 [5], y debilitando hipótesis como la 1 y 4, en que el origen sería el propio investigador.

Teoría aparte resulta ser la técnica de grabación. Las referencias[1,6] de un himbestigador indican que la instrumentación necesaria debe constar de una grabadora, con entrada de sonido donde se puede enchufar, o bien un micrófono, o bien un generador de ruido blanco, o un sintonizador, sintonizado en una frecuencia donde no haya emisión de radio. Además, la grabadora hay que meterla en una caja de Faraday para eliminar interferencias electromagnéticas, y en el caso del micrófono, meterlo en una campana de vacío, o en su defecto, insonorizarlo de forma que minimice el ruido ambiente, y que no pueda registrar la voz del investigador ni sonido alguno.

Resulta curioso que se necesite un generador de ruido o un sintonizador desintonizado, cuando el sueño de cualquier experimentador es obtener una señal (voz) clara, limpia y sin ruido (de hecho, uno de los argumentos de Germán de Argumosa, introductor del fenómeno en España, para declarar como fraudulentas unas psicofonías obtenidas en el Palacio de Linares por Carmen Sánchez de Castro, fue que éstas eran "demasiado claras"[1]). Este método de grabación lleva además una teoría implícita: El ruido blanco hace de substrato sobre el que el ente - o lo que sea - modula lo que quiere farfullar, siendo entonces la psicofonía de origen electromagnético.

Choca entonces que se pueda usar también un micrófono insonorizado e incapaz de detectar cualquier sonido para reducir el ruido ambiente. Es decir, se elimina el substrato de ruido blanco para la modulación de la psicofonía. Parece insinuar que la psicofonía tiene un origen sonoro, en contraposición al origen electromagnético, pero a la vez se anula la capacidad de detección del micrófono.

Sin embargo, estas contradicciones no hacen inmutarse a un buen himbestigador. Un investigador se preguntaría "¿Y entonces, qué pinta el micrófono?". Un buen himbestigador respondería "Abre tu mente" y soltaría una retahíla de palabras inconexas entre las que incluiría "energía desconocida". [5]

¿Merece la pena investigar?

Tenemos 7 hipótesis sobre el origen de las psicofonías, junto con dos hipótesis extra independientes de las anteriores de cómo se graban, ambas con resultados experimentales positivos, pero incompatibles y contradictorias entre sí. Y otras dos hipótesis que explican tanto el origen y como el mecanismo. ¿Qué haría un buen himbestigador ahora? Sin duda, coger su chaleco multibolsillos y su kit de grabaciones psicofónicas, marca ACME, e irse aun caserón abandonado a preguntar cosas al viento.

Un investigador en cambio se preguntaría si realmente merece la pena ponerse manos a la obra. Tenemos hipótesis que no son más que fantasías, supuestos basados en otros supuestos sin demostrar, cuyas bases además son muy endebles. Tenemos otras dos hipótesis extra contradictorias entre sí y que no se conectan de ninguna forma con las fantasías anteriores. Hay además, dos hipótesis que sí parecen explicar el fenómeno entero (origen y mecanismo), y que coinciden en los rasgos más principales con las características generales de cualquier psicofonía.

¿Hace falta demostrar que todas las psicofonías responden a alguna de estas dos teorías? (sin contar las que son fraudes, que hemos supuesto buena fe). Un himbestigador en seguida sacaría de su discoteca o psicofonoteca, sus 70.000 grabaciones, apoyadas con su colección de anécdotas inexplicadas (que no inexplicables), para decir que el fenómeno es real, y que en todo caso, esas explicaciones racionales y dogmáticas no explican por qué las respuestas son inteligentes.

¿Lo son? La mayoría de las veces la respuesta es tan ambigua, que se puede interpretar lo que se quiera[1]. E incluso, la pareidolia auditiva, junto con el conocimiento de la pregunta realizada por el himbestigador y la predisposición a oír algo, podría inducir a escuchar una respuesta coherente.

Desarrollo de la hipótesis

En cualquier caso, siempre puede haber alguien interesado en llegar a realizar un experimento controlado para poder descartar hipótesis, y poder esclarecer cual es la más probable. La importancia de tener una hipótesis es que permite identificar qué variables las son importantes, cómo se pueden controlar y medir, y qué instrumentación y técnica de análisis son las óptimas. Un investigador, sin duda, optará por desarrollar las teorías que parecen describir el fenómeno entero (las 8 y 9), y seguirá documentándose en su cómodo sillón.

Así, leerá sobre compatibilidad electromagnética (cómo un aparato electrónico interfiere sobre otro), cuál es el espectro radiofónico existente (AM,FM, frecuencias usadas por radioaficionados, balizas, satélites de comunicación, móviles, etc...), cómo es el proceso de grabación de una cinta, acústica, acústica enfocada a fonemas, fenómenos de pareidolia, teorías de la percepción de los sentidos, teorías sobre ruido, ruido electrónico, técnicas de análisis de ondas, análisis de sonidos, reconocimiento de fonemas... ¡Varios de estos temas por separado pueden ser un buen tema de tesis doctoral, en caso de no haber sido investigado aún!

Para cuando termine de leer, un himbestigador habrá grabado ya unas 1000 psicofonías, y recorrido unos 20.000 km.

Si se quisieran explorar las otras hipótesis, entonces habría que documentarse sobre ventriloquía subliminal, impregnaciones ambientales, el Más Allá, la telepatía, los extraterrestres, sobre planos o dimensiones extra y sobre las partículas cuánticas. El problema es que a excepción de las partículas subatómicas y la mecánica cuántica, la única bibliografía disponible es de la que termina concluyendo que:

"Es algo muy misterioso, no hay que descartar ninguna hipótesis, seguiremos investigando"

lo que significa trasladar el problema a demostrar la ventriloquía subliminal, que existen las impregnaciones, que existe el Mas Allá, que existe la telepatía, que existe E.T., o que existen planos y dimensiones donde vive la psique y el espíritu. Y después, demostrar que esos fenómenos, además, producen psicofonías, explicando cuál es el mecanismo. Doble trabajo.

Sobre la mecánica cuántica sí existe una gran bibliografía, pero por desgracia cualquiera que busque no encontrará nada que sugiera que un neutrino o un solitón pueden producir psicofonías, a excepción de aquellos que terminan con la susodicha conclusión.

La instrumentación, el experimento y el análisis

Una vez debidamente documentado, se puede empezar a pensar en qué instrumentación va a ser necesaria, con qué cualidades, qué tipo de experimento hay que realizar, qué tipo de prueba hay que buscar que apoye o refute la hipótesis y que técnicas de análisis son las más indicadas.

En un fenómeno cuya principal característica es el ruido, es fundamental caracterizarlo, conocer toda la teoría acerca de éste, las técnicas de reducción de ruido que existen, y sobre todo cual es el ruido que genera, produce y registra la propia instrumentación. Habrá que estudiar la compatibilidad electromagnética de una grabadora y de una caja de Faraday, para saber qué frecuencias se cuelan, y con qué intensidad. Habrá estudiar cómo es el ruido que genera la grabadora sobre la cinta, comparar el ruido de diversas grabadoras analógicas y digitales, qué rango de frecuencias de sonido son capaces de grabar, con qué intensidad y con qué fidelidad al sonido original. Habrá estudiar qué ruido generan los micrófonos de diverso tipo, que rango de frecuencias son capaces de registrar, y cómo de fiel es la señal eléctrica que producen. Se podría diseñar un circuito especial que registre la señal eléctrica tanto a la entrada del micrófono como en el cabezal de grabación, y comparar con lo grabado en una cinta para estudiar cómo se propaga y varía el ruido, y cómo se añade a una señal conocida desde el micrófono hasta la cinta. Habrá que tener en cuenta técnicas que reduzcan el ruido y que puedan discriminar señales que se hallen enmascaradas en él... y más cosas que no se me ocurren ahora.

En cuanto al análisis, el manual de himbestigador establece que la cinta simplemente se escucha "a ver que se oye"[1,6]. Serían recomendables métodos más objetivos como pueden ser los análisis en frecuencias de toda señal que produce el micrófono, el cabezal, y que se registra en la cinta, enfocado a la detección de fonemas. También se podrían usar métodos estadísticos para caracterizar las fluctuaciones de un ruido blanco, si estas fluctuaciones pueden ser confundidas con fonemas... por poner algunos ejemplos, que individualmente también podrían ser motivo de una tesis doctoral.

Después de toda esta labor de documentación, experimentación y análisis, un investigador estaría empezando a acercarse a lo que de refilón sería un análisis científico del fenómeno. Probablemente, para cuando comience a realizar el primer experimento controlado, un buen himbestigador estará escribiendo las últimas líneas de un libro sobre las 5000 psicofonías que ha podido grabar en sus 100.000 Km recorridos:

"Es algo muy misterioso, no hay que descartar ninguna hipótesis, seguiremos investigando"

En resumen:

- Todo buen himbestigador tendrá una mala hipótesis, o más bien, tendrá una colección de malas hipótesis, de las que no se preocupará por diseñar un experimento para poder falsarlas, pero que para llenar hueco en un libro vienen de maravilla.

- Usará una mala instrumentación, de la que no conoce sus limitaciones, ni siquiera si es válida para lo que está haciendo, y con la que conseguirá una amplia colección de psicofonías de la que presumirá (ya saben, cantidad = calidad) en su libro.

- Y hará un análisis basado en su propia subjetividad que le llevará a averiguar que en Casa Rebollo, construida sobre un cementerio, hubo hace años un crimen trágico que produce unos poltergeist de la leche, gracias a las partículas galvanocuánticas que pululan por vacíos energéticos desconocidos que teletransportan desde otras dimensiones a seres descarnados del Mas Allá, que pasaban por ahí para tomarse unas cañas con unos extraterrestres venidos de Ganímedes.

Visto lo visto, lo paranormal sería que llegaran a alguna conclusión de verdad.

Referencias:

1 "Psicofonías: Un desafío a la ciencia". Sebastián Rodríguez Galindo. Sial Ediciones S.L. (2004)

2 "Psicofonías, ¿quién hay ahí? - Capítulo 2, Hipótesis 1", en Uno por uno, uno; uno por uno, dos; uno por uno...

3 "Momentos teniente", también en el blog anterior.

4 Momentos teniente de M-80

5 "¿Qué son las psicofonías? ¿Quién las causa?" en laloel SEIP

6 "Lugares, horarios y técnicas de obtención psicofónica" en laloel SEIP

18 comentarios:

razonesparadudar dijo...

Magnífico post, Julio. Es un placer ver como siguen naciendo blogs de calidad del lado del pensamiento crítico.

Pedro Gimeno dijo...

Bueno, bueno, bueno. Excelente la entrada, que por su extensión y contenidos parece casi más un artículo.

A medida que iba leyendo he ido encontrando varios pasajes que me han incitado a complementar la información que das con algunos datos.

Primero y principal, qué casualidad: tu conclusión y la mía respecto a la forma en que un potencial científico encararía el estudio del fenómeno se parecen mucho. ¿Casualidad he dicho? Pues no. Mal puede sorprender si se tiene en cuenta que, como dices, las hipótesis basadas en hechos indemostrados o hasta indemostrables no tienen gran aceptación desde el punto de vista científico y se dejan aspectos importantes por explicar.

Desde luego las hipótesis más plausibles son las que menos gustan a los que arden en deseos de que ese más allá exista. El miedo a la muerte probablemente yace escondido en algún rincón de ese deseo irracional.

«¿Hace falta demostrar que todas las psicofonías responden a alguna de estas dos teorías?»

Me temo que la respuesta va a ser que sí. Pasará como con los adivinos: hay muchos que son farsantes, pero están también los "verdaderos adivinos", que son gente poco conocida y que no van presumiendo de sus "poderes". Los argumentos de esta clase son muy populares entre los misterioadictos, pues constituyen un recurso infalible contra la refutación de un fenómeno. Ya he visto afirmar que "habrá algunas que son fraudes, pero también otras que sí son auténticas".

Una manera de afrontar el análisis de 70000 psicofonías sería rechazar las muestras tomadas en condiciones de control claramente insuficientes. Esto permitiría descartar al menos 69900 (probablemente bastantes más) y tener un conjunto abordable. Pero es que para grabar psicofonías "todo vale". Se realizan a veces en unas condiciones en las que lo raro sería que no saliera nada. Parece ser que el propio Argumosa se ponía a veces a grabar en Bélmez en medio de una conversación de vecinos, por ejemplo.

«[...] Habrá que tener en cuenta técnicas que reduzcan el ruido y que puedan discriminar señales que se hallen enmascaradas en él... y más cosas que no se me ocurren ahora.»

Echo en falta en tu discusión sobre los factores a tener en cuenta lo tocante precisamente a la cinta en sí. La cinta introduce ruido de su propia cosecha (ver por ejemplo este glosario, concretamente la entrada "Tape noise") y es una fuente de defectos en la grabación. Por ejemplo, cuando hacemos la "pregunta" nuestra voz puede quedar registrada en una vuelta de la cinta, y parte del magnetismo de esa vuelta puede transmitirse a la siguiente. Eso por no hablar de que los defectos de fabricación que afectan a la densidad de material magnético pueden causar altibajos que tal vez puedan ser confundidos con articulaciones de palabras. Muchos de quienes hemos tenido un Spectrum sabemos cómo se va deteriorando la cinta a medida que se reproduce, y en ocasiones eso ocurre incluso en la primera reproducción. Además ciertas marcas de cinta son más proclives que otras a generar altibajos.

También echo de menos como factor la influencia del ruido eléctrico (incluso acústico) inducido por el motor, cosa difícil de aislar con una jaula de Faraday.

Por mi parte me parecería más adecuado para hacer las grabaciones usar una grabadora digital de estado sólido y sin compresión de audio (o con compresión sin pérdida). "Casualmente" los aficionados parecen coincidir en afirmar que con grabadoras digitales no se obtienen apenas psicofonías...

Por cierto, quien insista en usar cintas magnéticas puede encontrar interesante este artículo (en inglés): What Can Go Wrong with Magnetic Media, que describe la estructura de una cinta y de qué manera le afecta el paso del tiempo.

-- Pedro Gimeno

Julio dijo...

Gracias a ambos dos.

Pedro, pues tienes razón, hay cosas que no se me han ocurrido comentar, y otras que no he entrado. Gracias por completarlo tú.

De todas formas, hay taaaaaantos factores que introducirían ruido, que de mencionarlos todos, la extensión de este post podría haber sido el doble o el triple, y de todas formas, el objetivo no era explicar las psicofonías, sino ver cómo el enfoque de un magufo no es correcto en absoluto.

Una grabadora digital también tendría su miga, no creas. La señal recogida por un micrófono, o un generador de ruido produce una señal analógica, que es la que digitalizas, (ruido incluido). La ventaja es que luego la señal no adquirirá más ruido procedente de electrónica, y que es más fácil tratar la señal para filtrar ruido.
Luego estaría el problema del muestreo. Si el oido humano oye hasta 22 kHz, habría que muestrear al doble de frecuencia. Pero armónicos por encima de esa frecuencia, se "cuelan" (serían muetreados incorrectamente), haciendo que aparecieran dentro del rango audible. (aliasing, se llama el fenómeno)

David dijo...

Muy bueno el post, a ver si un himbestigador se pasa por aquí y se lo lee enterito...

Un saludo.

Julio dijo...

David, gracias.

Más que un himbestigador, me interesaría más que se pasara un creyente, o interesado en ese mundillo para que compare lo que le dice su gurú con lo que no le dice. Seguro que más de uno abre los ojos.

Hairanakh dijo...

Lo de la jaula de Faraday es como lo de las luces de emergencia de los coches: las pongo y ya puedo hacer lo que me da la gana. No hay nada más infernal que tratar de evitar las interferencias (electromagnéticas y acústicas) en una grabación en las frecuencias audibles. Por eso los estudios de grabación (los de verdad, los que permiten relaciones señal a ruido de 120 dBs) son tan caros.

En una grabación "de campo", lo que se hace es intentar conseguir la mayor potencia de señal posible para que la relación señal a ruido se mantenga aceptable. Si lo que hace el tío de las psicofonías es registrar los niveles de sonoridad del ruido... pues ahí se puede colar de todo, por mucho cuidado que hayas tenido para aislar tus instrumentos.

En fin... ¡pobre Maxwell!

Anónimo dijo...

Hola Julio! Acabo de descubrir tu blog a traves de un enlace en el blog de Lola. :) Curiosamente, me he dado cuenta de que tienes mal un enlace al suyo - parece qu que falta el http: ;)

(file:///F:/locomundo.blogspot.com/2004/09/momento-teniente.html)

Julio dijo...

GRacias! Lo corrijo ipso facto :)

Un saludo

Psicofonista dijo...

Son ustedes zafios y ademas no tienen capacidad ni deseo de entender nada. Pedro Amorós es uno de los más grandes investigadores y una autoridad mundial. El fenómeno psicofonico existe y es real aunque de origen y procedencia desconocida, pero ustedes no saben investigar nada, ustedes solo ofenden sin haber experimentado ni comprobado nada, ustedes no ven más alla de su frente. Saludos cordiales.

Anónimo dijo...

Desde el mas aka...

Cuando despertareis gorrioncillos!

Teneis tanto miedo y sois tan pateticos en vuestras conclusiones que jamas llegareis mas alla de vuestra semantica y pedante critica.

Que es eso de un verdadero investigador?

Habeis vosotros acaso investigado algo?

Alguien dijo una vez que existe una supersicion en evitar la supersticion.. los cerrados de mente como vosotros sois entonces los mas supersticiosos..

por cierto, el articulo esta muy bien enfocado, excepto por la critica al fenomeno sicofonico que es muy simple(siempre con ese vago sentido del humor que tanto os caracteriza a los mas sescepticos). Me quedo con la opinion del sicofonista.

Julio dijo...

Estimado anónimo,
le recomiendo leer los posts a la derecha, bajo el letrero "especial psicofonías" y podrá comprobar como alguien sí se ha tomado la molestia de hacer algo más que escribir críticas (más o menos irónicas, o con más o menos sentido del humor), para comprobar que todo aquello que se argumenta en contra de las psicofonías realmente es cierto.

Por otro lado, si emitiera usted algún argumento en contra de lo aquí escrito, también vendría bien. Si no, he de pensar que es una pataleta por haber leído cosas que simplemente van en contra de sus creencias y no permite usted que entren en esa mente tan abierta de la que presume.

Y es que si le parece tan simplona la crítica a las psicofonías, quizás sea porque estas sean igual de simples y carentes de enjundia.

Onorio dijo...

Pues yo no era muy interesado en estos temas, las psicofonías formadas solo por ruidos, que forman palabras, son falsas, errores del investigador.
Yo por mis ideas esto me quedaba bastante lejos de tomar interés alguno, no soy muy investigador, soy más bien de barrio.

Ahora que desde que me colé al cementerio me paso lo siguiente:
Quería grabar sin más por el mero echo de decir que estado allí una noche solitaria y lluviosa...
MI ASOMBRO AL VER LA GRABACIÓN:
SEGÚN APUNTO A UNA TUMBA FAMILIAR SE OYE UN RUIDO, APUNTO HACIA OTRO LADO Y DEJA DE OÍRSE, PERO ESE RUIDO NO ESTABA CUANDO YO ME ENCONTRABA AHÍ...

LAS VOCES CLARAS Y LARGAS VAN DESCRIBIENDO TODO LO QUE YO HICE EN ESE LUGAR... CASUALMENTE TODO ... ME ENTRA UN ESCALOFRÍO Y SALGO CORRIENDO ... Y CASUALMENTE SE OYE... UNA FRASE QUE DICE MI NOMBRE Y ME PREGUNTA ¿HUYES?

Enseñe la grabación a mi colega que es el pariente de esa tumba y dice que parece la voz de su familiar, pero de joven...

Otros investigadores grabaron una voz en el cementerio que decía "TRANVÍA" lo investigaron con los familiares y descubrieron que el hombre había trabajado toda su vida con tranvías...

Las ultimas que tengo son de una tumba de un conocido grupo musical
y su misma voz me dice bastantes cosas que cuando este seguro y halla analizado se las puedo hacer llegar a el dueño del blog

ESCRIBEME A

espiritu_cnt_rio@hotmail.com

no he vuelto a conseguir más, y las de ruidos... las descarto ... solo utilizo las que se oyen claras.

Pueden visitar VOCES IMPOSIBLES
HAN DESCUBIERTO MÉTODOS MUY INTERESANTES

ME GUSTARIA QUE ME LIMPIARAS EL SONIDO PARA OIR SOLO LA VOZ

Onorio dijo...

Para mi es otro fenómeno más
unido a las Psicoímagenes
unido a las experiencias con la Oui-ja y a las apariciones
y lo referente al plano astral.

El espiritismo lleva años diciendo las respuestas, dadas por propios Espíritus... Yo me lo creo al ver, y he visto a un amigo mío que por su ideología esto le queda muy de lejos ... Pero es Médium
OS VA A SORPRENDER PERO MANTENER QUE UN UNIVERSO COLOCADO EN ARMONIA Y DE FORMA INTELIGENTE FUE CAUSADO POR UNA EXPLOSION DE ENERGIA ME PARECE RIDICULO ...
LA CONCIENCIA OS LO DICTA ...
Y EL PENSAMIENTO EJECUTA
OS VA A SORPRENDER CUANDO DESCUBRAÍS LA VERDAD

Porque yo un hombre de a pie me relaciono con entidades, y llegue a verlas, y como prueba saque mi cámara, y casualmente se oyen sus voces, aunque desaparecieron como en un sueño... Pero la cámara no puede grabar sueños...

Y YO NO CREIA EN NADA NI EN NADIE
Y ERA MI FORMA DE PENSAR...
EH CAMBIADO ...

A EL DUEÑO DE ESTE ESPACIO, SI QUIERE LE MANDO MIS VOCES GRABADAS
ESCRIBEME A Espiritu_cnt_rio@hotmail.com

y eso sí yo soy muy callejero, y se que no habia nadie vivo, en el lugar de la grabación, nadie absolutamente nadie.

y casualmente voces de hombres en una fila de tumbas de hombres ... y una voz femenina al llegar a una tumba con restos femeninos ... Y más casualidades que me parecen IMPORTANTES ... QUE NARREN JUSTO LO QUE YO HACIA EN ESE MOMENTO, PERO OLVIDE, ELLOS ME LO RECUERDAN...

JUSTO CUANDO APUNTO UNA TUMBA, LA VOZ DICE:

VEN QUIERO DEJAR QUE ME APUNTES

DEMASIADA CASUALIDAD, NO CREEÍS?

QUE YO FORME ESAS PALABRAS, PARA ELLO ENSEÑE LA GRABACIÓN A DISTINTA GENTE, Y CASI TODOS SACABAN LA MISMA FRASE ... OTROS NO ENTENDIAN BIEN DEBIDO AL RUIDO AMBIENTE

Onorio dijo...

En la pagina VOCES IMPOSIBLES dicen que con la grabacion digital los resultados son mejores

Gracias y Adios

Perdeís demasiado el tiempo en comeros el coco ...
Lo digo amistosamente, pero esque los errores que describis ya estan descubiertos ...

Por esa regla las psicofonías que obtengamos perfectas ... ¿SERAN VOCES DE VIVOS?

Casualmente una amiga lo hizo en casa y una voz le empezo a gritar y a insultar ... Muy alto y muy claro ... Claro que esta amiga me a contado otras esperiencias ... Como que la cojen del cuello, la enseñan lugares en sueños ... Tiene 30 años y la da verguenza contar estas cosas ... Pero yo se las acabo sacando ...

btopsis@gmail.com dijo...

Detrás de toda psicofonía está una clara voluntad de obtenerla, a veces ella es tan fuerte que se olvida la preparación elemental de los instrumentos: un mal apantalldo electromagnetico,falta de aislamiento acustico, lucidez mental con escasa puesta a punto, un cafe demasiado cargado de ron etc. pueden llevar a obtener curiosas grabaciones que sirven para llenar los bolsillos a editores "para anormales".
-¿ y... el sr. cura que dice de esto ? -

Anónimo dijo...

Las obras de la Naturaleza son producto de fuerzas naturales que actúan mecánicamente en razón de las leyes de atracción y repulsión. Las moléculas de los cuerpos inertes se unen y disgregan bajo la acción de estas leyes. Las plantas, en virtud de esa misma ley, nacen, germinan, crecen y se multiplican, cada una en su especie. El crecimiento, la flor, el fruto y el color están subordinados a causas materiales como el calor, la electricidad, la luz, la humedad, etc.

Lo mismo sucede con respecto a los animales. Los astros se forman por atracción molecular y se mueven perpetuamente con sus órbitas debido a la gravitación. La regularidad mecánica en el empleo de las fuerzas naturales no habla de ninguna inteligencia independiente.

El hombre mueve su brazo cuando quiere y como quiere, pero quien hace un movimiento único y siempre en igual sentido, desde su nacimiento hasta su muerte, sería una especie de autómata. Por tanto, podemos concluir diciendo que las fuerzas orgánicas de la Naturaleza son puramente automáticas.

Todo eso es muy sincero, pero esas fuerzas son efecto que deben poseer alguna causa. Nadie dice que ellas constituyan la Divinidad. También es verdad que son materiales y mecánicas y que no son inteligentes por sí solas. Ellas son puestas en acción, distribuidas y adecuadas a las necesidades de cada cosa por una inteligencia que no es humana.

La adecuación útil de esas fuerzas es un efecto inteligente que descubre a una causa inteligente. Un péndulo se mueve con automática regularidad, y es esa regularidad lo que realmente vale. La fuerza que lo hace mover es material y exenta de inteligencia, mas, ¿de qué serviría el péndulo si una inteligencia no hubiese combinado, calculado y distribuido el empleo de esa fuerza para lograr que se mueva con precisión? ¿Sería racional afirmar que la inteligencia no existe porque no está a la vista?

Se la juzga por sus efectos. La existencia del reloj confirma la existencia del relojero: la ingeniosidad del mecanismo testifica la inteligencia y conocimientos del relojero. Cuando un reloj nos da la información que necesitamos, ¿pensamos acaso que él es inteligente?

¿No pose mayor lógica pensar en un "relojero" que quienes hoy intentan teorizar, diciendo que tales obras se han hecho solas?

Véase Documental Kimatica 1/8 YouTube

Anónimo dijo...

Las obras de la Naturaleza son producto de fuerzas naturales que actúan mecánicamente en razón de las leyes de atracción y repulsión. Las moléculas de los cuerpos inertes se unen y disgregan bajo la acción de estas leyes. Las plantas, en virtud de esa misma ley, nacen, germinan, crecen y se multiplican, cada una en su especie. El crecimiento, la flor, el fruto y el color están subordinados a causas materiales como el calor, la electricidad, la luz, la humedad, etc.

Lo mismo sucede con respecto a los animales. Los astros se forman por atracción molecular y se mueven perpetuamente con sus órbitas debido a la gravitación. La regularidad mecánica en el empleo de las fuerzas naturales no habla de ninguna inteligencia independiente.

El hombre mueve su brazo cuando quiere y como quiere, pero quien hace un movimiento único y siempre en igual sentido, desde su nacimiento hasta su muerte, sería una especie de autómata. Por tanto, podemos concluir diciendo que las fuerzas orgánicas de la Naturaleza son puramente automáticas.

Todo eso es muy sincero, pero esas fuerzas son efecto que deben poseer alguna causa. Nadie dice que ellas constituyan la Divinidad. También es verdad que son materiales y mecánicas y que no son inteligentes por sí solas. Ellas son puestas en acción, distribuidas y adecuadas a las necesidades de cada cosa por una inteligencia que no es humana.

La adecuación útil de esas fuerzas es un efecto inteligente que descubre a una causa inteligente. Un péndulo se mueve con automática regularidad, y es esa regularidad lo que realmente vale. La fuerza que lo hace mover es material y exenta de inteligencia, mas, ¿de qué serviría el péndulo si una inteligencia no hubiese combinado, calculado y distribuido el empleo de esa fuerza para lograr que se mueva con precisión? ¿Sería racional afirmar que la inteligencia no existe porque no está a la vista?

Se la juzga por sus efectos. La existencia del reloj confirma la existencia del relojero: la ingeniosidad del mecanismo testifica la inteligencia y conocimientos del relojero. Cuando un reloj nos da la información que necesitamos, ¿pensamos acaso que él es inteligente?

¿No pose mayor lógica pensar en un "relojero" que quienes hoy intentan teorizar, diciendo que tales obras se han hecho solas?

Véase Documental Kimatica 1/8 YouTube

Julio dijo...

¿Y quién hizo al relojero?