domingo, marzo 18, 2012

Reciclado

Curioseando aquí y allá, a veces se encuentran cosas interesantes. Por ejemplo, vean la portada de este libro:
Fíjense en la fotografía. A los más avispados, y que lleven varios años interesados en esto del "misterio", igual les suena de algo. Corresponde a un episodio bastante sonado, aunque como suele ser habitual, sin efectos nocivos para su protagonista. La imagen corresponde a una fotografía tomada en 2006 2005 de un cementerio, donde aparecían unas niñas fantasmales, y de la que Iker Jiménez aseguraba con un 99% de probabilidad que no había fraude:
El caso de las niñas fantasma del "camposanto" se aireó en el programa de TV Cuarto Milenio, y mientras Iker Jiménez aprovechaba el tirón para promocionar una novela, los malvados escépticos comeniños (y otros no tan escépticos) escribían artículos (uno, y otro) mostrando la manipulación. Iker tuvo que reconocer finalmente el fraude en antena... eso sí, a su manera (Versión no oficial de la rectificación). Y por supuesto, sin consecuencia alguna para su credibilidad ante sus fans.

Todo esto, en 2005-2006. Por eso me ha llamado la atención reconocer la fotografía en la portada de un libro publicado en 2007, por un autor que además es habitual de medios tan serios como Año Cero. 

Aunque no parece que el interior del libro trate ese no-misterio, lo cierto es que el mundillo este funciona así, reciclando viejas historias y reflotando no-misterios, como si un patito de goma fuera, cuando ya nadie se acuerda de ellas. 

Puede que no sea el caso de las niñas fantasmas del camposanto, pero de momento, ya se ha reciclado la fotografía. El tiempo dirá.

5 comentarios:

César Navas dijo...

El caso de las niñas en el camposanto es un montaje que ya se aireó hace años, y se demostró que era un fiasco. Parece mentira que ahora sirva para escribir una entrada de blog. Cuéntenos ahora algo sobre el motor de agua, maestro.

Julio dijo...

A veces no está de más recordar viejos fiascos, no sea que por el olvido dentro de unos años a alguien se le ocurra rescatarlo como caso no resuelto. No sería la primera vez.

De momento, ya ve usted que la fotografía se ha reciclado para ilustrar libros de misterios misteriosísimos. Espero que los casos del libro no sean como el caso de la fotografía...

Valentina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Planck dijo...

El eterno retorno del misterio y sus naipes... parece una partida de cartas sobadísimas que no tiene fin. ¿Será que no interesa que lo tenga, que hay una comunidad ansiosa por reencontrarse una y otra vez con las mismas historias archidesacreditadas? A veces pienso que con nuestras inefectivas críticas les resultamos tan molestos como a los presos de ETA las filípicas de Cake Vinuesa.

Un saludo, Julio.

Julio Plaza dijo...

La pregunta por desgracia, es retórica ¿interesa resolver misterios, o sólo interesa coleccionarlos para exprimirlos periódicamente? Creo que hace tiempo la respuesta está clara.

Y aunque las críticas sean inefectivas, bueno, yo al menos quiero creer que de vez en cuando se le puede sacar los colores a alguien, aunque el efecto sólo dure un par de días, y luego vuelta la burra al molino.